Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El asesino de Cox: Un desequilibrado con ideas de ultraderecha

Thomas Mair, el asesino de la diputada laborista, era conocido por sus vecinos como un hombre taciturno y tranquilo. El hombre de 52 años  no tenía empleo fijo y a veces trabajaba como jardinero. Sufre un trastorno obsesivo-compulsivo y nadie de su entorno en el barrio de  Fieldhead lo creía capaz de matar. Sin embargo, Mair, le disparó tres veces y la apuñaló otras tantas, mientras gritaba 'Britain first', el nombre de un partido de ultraderecha. El líder de esta formación, que aboga por la salida de la UE, se ha desvinculado del ataque y desmiente que se refiriera al grupo político. Mair estaba suscrito a varias publicaciones neonazis y se instruyó muy bien para asesinar a Jo Cox.