Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El suicidio de un enfermo de cáncer abre la polémica sobre la eutanasia en Reino Unido

Jeffrey Spector y su mujerThe Telegraph

El suicidio de Jeffrey Spector en una clínica de Suiza ha encendido de nuevo la polémica sobre el derecho a una muerte digna. Los médicos encontraron a Jeffrey un tumor en la columna vertebral y temía que la enfermedad acabara dejándole paralítico. Después de seis años luchando contra una dolencia incurable él decidió quitarse la vida reconociendo que “sé que me estoy precipitando”.

Según informa el diario The Telegraph, en el año 2009 le diagnosticaron a Jeffrey Spector un tumor canceroso en la parte superior de la columna vertebral. Un portavoz de la familia asegura que en cuanto supo que su enfermedad era incurable, Jeffrey siempre tuvo claro que llegado el momento acabaría con su vida de forma digna.
Después de seis años luchando con la enfermedad, el estado de Jeffrey se ha ido deteriorando considerablemente hasta el punto de creer que se quedaría completamente paralizado. Por este motivo pidió una cita para la clínica Dignitas, en Suiza, para poner fin a su propia vida.
Jeffrey ha dejado desoladas a su mujer y sus tres hijas, pero "si bien estamos en un estado de dolor absoluto, también reconocemos que él ahora está en paz y lejos del temor que le rodeaba en las últimas semanas de su vida”, explica el portavoz de la familia, “puso fin a su vida con dignidad lo que era su mayor deseo”. Ahora lo único que desean sus hijas y su mujer es que “les dejen llorar en privado”.
En Reino Unido, de donde era Jeffrey y su familia, la eutanasia y el suicidio asistidos son ilegales, por lo que él decidió viajar a Suiza para llevar a cabo su último deseo.
"Yo quería el control de la etapa final de mi vida", explicó en una entrevista poco antes de quitarse la vida, aunque reconocía que “me estoy precipitando y sé que es demasiado pronto”.