Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 83.000 japoneses permanecen desplazados seis meses después del terremoto

Varias jóvenes lloran al cumplirse seis meses del terremoto y posterior tsunamiReuters

El 65% de los municipios se opone a la construcción de nuevas centrales nucleares

El 65 por ciento de los municipios nipones se oponen a la construcción de nuevas centrales nucleares en Japón, de acuerdo con una encuesta realizada por la agencia de noticias Kiodo. Además, seis meses después del seísmo y posterior tsunami que asoló la isla, más de 83.000 personas permanecen desplazadas.
Un 38 por ciento está en contra de nuevas plantas nucleares, pero un 27 por ciento, además, se muestra partidario de que cierren a corto plazo todas las centrales existentes en Japón.

Kiodo ha entrevistado a 1.697 líderes políticos municipales y sólo 94 no han querido realizar la encuesta. Asimismo, la mayoría de estos dirigentes no está satisfecho con la gestión realizada por el Gobierno central de la crisis en la planta de Fukushima-1.

Este domingo se cumplen seis meses desde que un terremoto y un posterior tsunami azotara la coste noreste del país, desencadenando una de las mayores crisis nucleares desde la de Chernobil (Ucrania) en 1986.
Datos actualizados

A día de hoy, las tareas de reconstrucción apenas han comenzado en las áreas más expuestas a la radiación emitida por la central de Fukushima-1. Más de 49.000 alojamientos temporales han sido construidos para reubicar a los cerca de 83.000 desplazados, lo que representa el 94 por ciento de las previsiones realizadas en un primer momento.

El día 11 de marzo fallecieron 15.781 personas, aunque todavía permanecen sin identificar 4.086.

En las prefecturas más afectadas por el terremoto y el tsunami, Iwate, Miyagi y Fukushima, alrededor de 158.000 personas han perdido sus trabajos o han tenido que abandonarlos de forma temporal.

Según un sondeo realizado por la cadena nipona NHK, un 50 por ciento de los habitantes en alojamientos temporales carece de futuras fuentes de ingresos o estiman que en un año perderán todos sus ahorros.

Como consecuencia, unas 70.000 personas están recibiendo el subsidio por desempleo, aunque está previsto que en octubre esta retribución finalice. Por ello, el Ministerio de Trabajo está considerando extender el plazo y ofrecer ayudas económicas a aquellas empresas que contraten a gente afectada por la crisis de Fukushima.

Zonas remotas contaminadas

Sin embargo, seis meses después del 11 de marzo, sólo cinco de 40 comunidades locales afectadas por el seísmo y el tsunami han trazado planes de recuperación, para los cuales el apoyo financiero del Gobierno central es esencial. No obstante, la continuidad de dichas ayudas no está garantizada todavía.

Por otra parte, un reciente estudio elaborado por el Ministerio de Industria determina que áreas lejanas a Fukushima también tienen altos niveles de radiación. Los mayores índices se extienden hasta un total de 30 kilómetros de la central hacia el noroeste con 19 microsieverts por hora o más.

Las zonas con orden de evacuación, además, se extienden hasta más allá de un radio de 30 kilómetros al noroeste de la planta con niveles de incluso 3,8 microsieverts por hora. Gran parte de la prefectura de Fukushima tiene altos índices de radiactividad, así como zonas del sur de la prefectura de Miyagi y áreas del norte de Tochigi e Ibaraki.