Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

James Bond, la 'última víctima' del ciberataque a Sony Pictures

Lo han definido como uno de los peores ciberataques de la historia, capaz de poner contra las cuerdas a un gigante como Sony Pictures en Estados Unidos. El último golpe en la red compromete hasta el agente secreto James Bond. El grupo de 'hackers' autodenominado "guardianes de la paz" ha filtrado el guión de su última entrega de la que sólo se conoce su nombre, "Spectre," y su reparto, a la espera de su estreno previsto para dentro de un año. Daño empresarial incalculable de momento que se suma a una serie de ataques durante dos semanas en las que se han colgado en internet cinco superproducciones de Sony que aún no han llegado a los cines, y en las que se han expuesto también decenas de miles de documentos internos, entre los que sobresalen datos fiscales de empleados y los sueldos de algunas de sus estrellas de Hollywood. La compañía ha tenido que desmentir, incluso, los rumores de que se hayan paralizado algunos de sus rodajes en curso y pedir perdón, además, a Barack Obama por la aparición de correos electrónicos de sus directivos en los que aparecen comentarios racistas sobre el presidente de EE.UU..
El motivo del ciberataque parece deberse al inminente estreno de esta comedia. The Interview, la entrevista, en la que se intenta asesinar a Kim Jong Un, algo que, según esta red de piratas informáticos, compromete la paz en la región y que ha hecho que se apunte a Corea del Norte como posible responsable del sabotaje. Una acusación de la que se ha desvinculado el régimen de Kim Jong Un, que eso sí no ha ocultado en los últimos meses su indignación por la película. Mientras sigue la extorsión de esta red de 'hackers' los actores protagonistas de The Interview, James Franco y Seth Rogen, se ríen de las filtraciones con la publicación de una serie de fotografías íntimas de ellos mismos que recuerdan uno de los mayores ciberataques del año. El llamado "Celebgate" que puso en la red miles de fotos privadas de numerosas artistas y celebridades.
Para el laboratorio FortiGuard este 2014 es el año de la brecha de datos en la red. Una herida en internet que se seguirá abriendo en 2015 según otro centro especializado, que augura una batería de grandes ataques a corporaciones financieras.