Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jamé disuelve el Gobierno tras negarse a abandonar el cargo

El presidente saliente de Gambia, Yahya Jamé, ha disuelto este viernes su Gobierno, poco después de negarse a abandonar el cargo y de que numerosos miembros del Ejecutivo le hayan abandonado.
En un comunicado leído a través de la cadena estatal de televisión, GRTS, Jamé ha anunciado que supervisará todos los ministerios hasta que se anuncie la formación de un nuevo Gobierno.
A última hora del jueves, la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) anunció que detenía la operación militar en Gambia y dio a Jamé hasta mediodía de este viernes para que abandone el poder.
El presidente de la Comisión de la CEDEAO, Marcel de Souza, dijo en una rueda de prensa que la organización regional ha decidido dar una última oportunidad a los esfuerzos mediadores y que, en consecuencia, la 'Operación Restaurar la Democracia' se detendrá temporalmente.
De Souza ha afirmado que, si Jamé no accede a ceder el bastón de mando al ganador de las elecciones presidenciales, Adama Barrow, la intervención militar se reanudará a las 12.00 (hora local) de este viernes.
El mandato de Jamé finalizaba el jueves, pero el Parlamento lo prorrogó tres meses más. Barrow, que ya había anticipado que seguiría adelante con la investidura presidencial, ha tomado posesión en una ceremonia celebrada en la Embajada gambiana en la capital de Senegal, Dakar.
Jamé aceptó en un primer momento los resultados de las elecciones presidenciales del 1 de diciembre, pero después los rechazó y recurrió al Tribunal Supremo, que aún no se ha pronunciado, si bien la Comisión Electoral ha ratificado el triunfo de Barrow.
La victoria del líder opositor ha generado grandes expectativas en la comunidad internacional, ya que pone fin a 22 años de Gobierno autoritario. "Nuestra bandera ondeará alta entre las de las naciones democráticas del mundo" desde ahora, ha dicho en su toma de posesión.