Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jamé dice que dialogará con la oposición y dará "todos los pasos posibles" para resolver la crisis

Asegura que no necesitan ninguna interferencia extranjera y que habrá una amnistía general
El presidente de Gambia, Yahya Jamé, ha asegurado que está dispuesto a iniciar un proceso de diálogo con la oposición y dar "todos los pasos posibles" para resolver la crisis surgida después de que se negara a reconocer la victoria del candidato opositor, Adama Barrow, en las últimas elecciones presidenciales.
En un discurso televisado a última hora del martes, Jamé ha asegurado que, aunque cree que le arrebataron con trampas la victoria en las elecciones presidenciales, considera que la crisis por el resultado electoral se puede resolver sin injerencias externas con diálogo entre todos los gambianos.
Jamé, que ha gobernado en Gambia durante 22 años, perdió las elecciones presidenciales celebradas en diciembre y, en un primer momento, reconoció su derrota pero, una semana después, se negó a aceptar los resultados y denunció que los comicios habían sido fraudulentos.
Según la Comisión Electoral, el candidato opositor, Adama Barrow, ganó los comicios presidenciales con más del 45 por ciento de los votos. En su discurso televisado de este martes por la noche, Jamé ha asegurado que dará personalmente "todos los pasos posibles" para poner fin a la crisis política actual.
"Puedo asegurar a todos que, como gambiano, musulmán y hombre de familia, ningún extranjero puede amar más a este país y defender mejor sus intereses que yo y la mayoría de los gambianos. Por tanto, yo también daré todos los pasos posibles dentro de la Constitución y mi conciencia para hacer lo que me corresponde para resolver este impasse", ha afirmado, según informa el diario digital Jollofnews.
"El Gobierno y yo continuaremos sentándonos y confiando en la Asamblea Nacional para asumir todas las medidas constitucionales para garantizar la supremacía del Estado de Derecho y la Constitución en los próximos días", ha explicado el presidente de Gambia.
Jamé ha dicho que, para encontrar una solución a la crisis política, ha ordenado al secretario general del Gobierno y al jefe del Servicio Civil que se reúnan con representantes de diferentes sectores del país y preparen un encuentro con todos los partidos para poner fin a la desconfianza y resolver la crisis actual.
En este sentido, el secretario general del Gobierno trabajará con el Ministerio de Justicia y el Parlamento para aprobar una ley de amnistía general para garantizar que no hay ninguna caza de brujas y se recupera el clima de confianza política en el marco de la Constitución.
"He aprobado una orden ejecutiva para que nadie sea arrestado o procesado por actos u omisiones realizados en el periodo previo y posterior a las elecciones, desde el 1 de noviembre hasta el 31 de enero de 2017", ha señalado el mandatario.
El presidente de Gambia ha subrayado que su país continuará exhibiendo "el mayor nivel de fraternidad" y "las virtudes de la paciencia, la tolerancia y el respeto mutuo entre todas las etnias y religiones".
Por último, ha hecho un llamamiento a los gambianos para que se perdonen los unos a los otros, especialmente los líderes políticos, y continúen trabajando para consolidar "la paz y la armonía" en el país. "Como humanos que somos todos, susceptibles de cometer errores, yo acepto esto como una prueba a nuestra fe en Alá de forma individual y colectiva como creyentes. Pido a todos los gambianos y al resto de ciudadanos que viven en el país que vayan a sus trabajos en paz y seguridad y les aseguro que, gracias a Alá, continuaremos estando bien y todo se resolverá en paz", ha concluido.
El mensaje de Jamé llega horas después de que la Comunidad Económica de Estados del África Occidental (CEDEAO) decidiera aplazar hasta el viernes, a petición de Jamé, el viaje que tenían previsto realizar a Gambia los presidentes de Nigeria, Liberia y Sierra Leona, que intentan mediar en la crisis política desatada tras las elecciones del 1 de diciembre.