Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una de las notas de suicidio de Jacintha Saldanha critica al hospital

Enfermera de Kate. Foto: Dailymailtelecinco.es

Una de las notas del suicidio dejada por la enfermera Jacintha Saldanha después de la llamada de los locutores australianos haciéndose pasar por la reina Isabel II y el príncipe Carlos critica a los jefes del hospital, según se ha podido saber una vez que se ha empezado la investigación judicial del caso.

La carta es una de las tres que Jacintha Saldanha dejó antes de ahorcarse en el armario de su habitación en la residencia de enfermeras del hospital King King Edward VII de Londres. El forense también ha encontrado heridas en sus muñecas. Los intentos para revivirla “no dieron resultado”, informa The Telegraph.
Jacintha, de Bristol, dejó tres notas de suicidio para su familia, también escribió emails y realizó llamadas telefónicas que la policía cree que pueden aclarar lo que ocurrió, señala el juzgado que investiga el caso.
Según los informes, una de las notas específicamente se refiere a sus jefes y critica a los compañeros de trabajo a pesar de que el hospital mantiene que apoyó en todo momento a la enfermera.
El periódico The Gurdian informa de que una nota también se refiere específicamente a la ‘broma real’ realizada por los dos locutores australianos mientras que la tercera nota detalla sus deseos para el funeral.
Dos de las notas fueron encontradas en el lugar del suicidio en Londres y la tercera fue descubierta entre sus pertenencias.
La policía ha proporcionado a la familia de Jacintha copias de las tres notas escritas a mano y han leído su contenido, señala The Guardian. La familia no sabía que Jacintha había contestado la famosa llamada antes de su muerte.
Un portavoz del hospital ha indicado que nadie de la dirección conocía el contenido de las notas dejadas por la enfermera, pero ha subrayado que “fuimos muy claros en que no habría consecuencias disciplinarias en este asunto”. A las dos enfermeras implicadas se les ofreció “apoyo total” y “estaba claro que fueron víctimas de un cruel truco periodístico”, ha añadido.