Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Israel libera a un preso palestino que cumplió 55 días en huelga de hambre

Las autoridades de Israel han liberado a primera hora de este domingo al palestino Jader Adnan, quien cumplió 55 días en huelga de hambre contra su detención administrativa y con el que se alcanzó un acuerdo de excarcelación a finales de junio, según ha informado el diario israelí 'Haaretz'.

Según el acuerdo alcanzado, las autoridades procederían a su liberación el 12 de julio en lugar del 5 de septiembre, fecha en la que acababa su actual periodo de administrativa, en caso de que aceptara ingerir alimentos.
El Shin Bet considera a Adnan como un miembro activo de Yihad Islámica, considerado como una organización terrorista por Israel. Adnan ha estado bajo detención administrativa en nueve ocasiones y ha pasado más de seis años encarcelado.
Adnan, padre de seis hijos, fue detenido el 8 de julio de 2014 y puesto en detención administrativa, una figura legal que permite a Israel mantener encarcelado indefinidamente a un sospechoso de terrorismo sin que haya que presentar cargos contra él. Además, se niega a sus abogados el acceso a las pruebas que justificarían su detención.
El propio Adnan publicó una carta en mayo en la que explicaba que el objetivo de la huelga es resistirse a Israel y honrar a los anteriores presos palestinos que han logrado satisfacer sus demandas con huelgas de hambre solo para volver a ser detenidos por el Ejército israelí.
En 2012 Adnan ya realizó una huelga de hambre de 66 días contra su detención sin cargos ni juicio. Fue liberado el 18 de abril de ese año en el marco de un acuerdo en el que otros 2.000 presos dejaron la huelga de hambre contra la "detención administrativa". Ahora unos 500 de los 6.000 presos palestinos en cárceles israelíes están en detención administrativa.