Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Israel retira un mes de salario a los funcionarios palestinos en respuesta al reconocimiento ante la ONU

El Gobierno israelí ha anunciado hoy que confiscará una mensualidad entera de los salarios de los funcionarios palestinos --una cantidad estimada de 92,7 millones de euros-- en respuesta al reconocimiento de Palestina como estado no miembro observador de Naciones Unidas.

El dinero será empleado en su lugar para saldar la deuda que la Autoridad Palestina mantiene con la empresa estatal de energía de israelí, la Israel Electric Corporation, según informó el ministro de Economía israelí, Yuval Steinitz.
"No tengo intención de transferir los pagos este mes", anunció Steinitz durante la reunión semanal del Consejo de Ministros. en comentarios recogidos por el diario israelí 'Yedioth Aharonoth'.
En virtud del protocolo de París de 1994, Israel suele ejercer funciones de recaudación de impuestos para el Gobierno palestino, obteniendo cantidades aproximadas de unos 80 millones de euros mensuales que envía posteriormente a la Autoridad Palestina.
Sin embargo, antes de la aprobación del nuevo estatus de Palestina, Steinitz, avanzó sus intenciones de congelar este envío como medida de presión para impedir que el presidente palestino, Mahmud Abbas, llevara a buen término su iniciativa ante la Asamblea General de la ONU.
"Si los palestinos siguen con esta iniciativa unilateral", declaró Steinitz el pasado 11 de noviembre, "que no se esperen cooperación bilateral alguna. Dejaremos de recaudar impuestos para ellos y no transferiremos el dinero".
En 2011, el Gobierno israelí congeló la transferencia de 77 millones de euros en concepto de impuestos en respuesta a una iniciativa palestina para garantizar su reconocimiento como estado independiente, y tras la entrada de Palestina en la UNESCO. El Gobierno israelí liberó los fondos en noviembre de ese año aunque los palestinos declararon que su economía había quedado gravemente dañada durante la paralización del dinero.Los empresarios israelíes: "queremos colaborar con los palestinos"
Antes de darse a conocer la decisión adoptada por el Gobierno israelí, fuentes del sector de la industria de Israel habían mostrado su beneplácito por el reconocimiento de la ONU, por el que los palestinos podrían acceder a la Organización Mundial del Comercio y así mejorar la calidad de las transacciones comerciales.
"El sector de los negocios de Israel quiere dejar claro al Gobierno israelí que desea seguir colaborando con el creciente mercado palestino, con consumidores con poder adquisitivo, con negocios que puedan cooperar con sus contrapartes israelíes en el extranjero, o como subcontratados en la industria israelí", según un portavoz del sector, bajo el anonimato, al diario israelí 'Haaretz'.