Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Israel anuncia la construcción de 3.000 nuevas viviendas en las colonias judías de Cisjordania

El Ministerio de Defensa de Israel ha anunciado este martes la construcción de 3.000 nuevas viviendas en las colonias judías de Cisjordania, el tercer anuncio de este tipo desde que el nuevo presidente estadounidense, Donald Trump, asumió el cargo, el 20 de enero.
El primer ministro, Benjamin Netanyahu, y el ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, han acordado construir 3.000 nuevas viviendas, esgrimiendo que son necesarias por "la vuelta a la vida normal" en Judea Y Samaria.
Las 3.000 casas se repartirán en 13 asentamientos israelíes, aunque Alfei Mensahe será el más beneficiado, con 700. Del total, 2.000 se erigirán de forma inmediata, mientras que las 1.000 restantes lo harán en varias fases, según informan los medios de comunicación locales.
Esta orden se contrapone a la dada los últimos días por el Ejército, que ha urgido a los colonos del asentamiento de Amona, en Cisjordania, a abandonarlo en 48 horas, después de que la justicia israelí confirmara que se encuentra en suelo privado que pertenece a palestinos.
Es la tercera vez que el Gobierno de Netanyahu anuncia una expansión de los asentamientos israelíes, a pesar de la resolución aprobada el pasado 23 de diciembre por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que declara ilegales las colonias judías y pide su fin.
Trump, que criticó la abstención del Gobierno de Barack Obama que permitió aprobar dicha resolución, avanzó entonces que "las cosas cambiarían" en la ONU con su llegada a la Casa Blanca. Según 'The New York Times', prepara una reducción drástica de los fondos que Estados Unidos aporta al presupuesto de la organización internacional.
Netanyahu, que calificó de "tradición" la abstención estadounidense, ha celebrado el inicio del mandato presidencial de Trump y ha confiado en reconstruir las relaciones bilaterales --tensadas durante la era Obama-- e incluso en profundizarlas.