Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Israel congela el envío de fondos a la Autoridad Palestina

Y acelera la construcción en los asentamientos judíos en Cisjordania

La Autoridad Palestina tacha de "inhumana" la congelación de fondos

El Gobierno de Israel ha decidido congelar de forma temporal el envío de fondos a la Autoridad Palestina y acelerar la construcción en los asentamientos judíos de Cisjordania en respuesta a la decisión de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) de admitir a Palestina como Estado miembro. La ANP asegura que esta decisión contribuye a la "destrucción" del proceso de paz, y la ha tachado de "inhumana".
La Conferencia General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) aprobó este lunes una resolución por la que admite en su seno a Palestina como miembro de pleno derecho con 107 votos a favor, 52 abstenciones y 14 votos en contra.
La oficina del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha reclamado este martes la construcción de 2.000 nuevas viviendas en Jerusalén Este, Gush Etzion y Maaleh Adumim, todas ellas "áreas que deberían permanecer bajo control de Israel en cualquier futuro acuerdo de paz", según un comunicado recogido por los medios locales.
Junto a esta medida, adoptada en un Consejo de Ministros extraordinario para discutir la entrada palestina en la UNESCO, el Gobierno también ha decidido interrumpir de forma temporal el envío de dinero a la Autoridad Palestina, a la espera de que próximamente se adopte una determinación definitiva sobre estas transferencias.
Para Nabil Abu Rudeinah, portavoz del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, la construcción de estas viviendas representa una iniciativa que también "acelerará la destrucción del proceso de paz".
Como consecuencia del ingreso de Palestina en la UNESCO, Estados Unidos ha anunciado que deja de aportar su contribución para la financiación de dicha organización. El Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel, por su parte, rechazaba este acuerdo porque considera que perjudica las negociaciones de paz.