Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OTAN reconoce el derecho de Israel a defenderse pero le pide "contención"

La nueva ofensiva de Israel sobre Gaza acumula más muertosReuters

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, ha admitido que está "muy preocupado por la escalada de violencia tanto en Gaza como en Israel" y aunque ha reconocido que Israel tiene derecho a la autodefensa igualmente ha recordado que "la comunidad internacional también espera que Israel demuestre contención".

"Estoy muy preocupado por la escalada de la violencia tanto en Gaza como en Israel y lamento profundamente la muerte de civiles inocentes en Israel y en Gaza", ha explicado Rasmussen en declaraciones a la prensa a su llegada a la reunión de los ministros de Defensa de la UE.
Rasmussen ha reconocido que "Israel tiene por supuesto el derecho a defenderse y los ataques contra Israel deben parar, pero la comunidad internacional también espera que Israel demuestre contención".
El danés ha recordado que "la OTAN no está implicada en el proceso de paz en Oriente Próximo" y ha descartado "un papel" para la Alianza Atlántica en el mismo, al tiempo que ha saludado "los esfuerzos regionales e internacionales para encontrar una solución" para parar la violencia entre Hamás e Israel.
Israel ha atacado 1.350 objetivos en la Fanja de Gaza y el brazo armado de Hamás ha disparado 848 cohetes contra territorio israelí desde el pasado miércoles, cuando comenzó la operación militar 'Pilar de Defensa', según ha informado este lunes el Ejército hebreo.
El balance es de 95 muertos en la parte palestina y tres en Israel --tres mujeres alcanzadas por un cohete procedente de la Franja de Gaza--. La jornada más sangrienta en Gaza se produjo ayer domingo, con la muerte de al menos 28 palestinos, muchos de ellos civiles --incluidos ocho menores de edad y seis mujeres palestinas.