Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Sentimos que hemos recuperado la libertad, nuestras vidas"

Soldados israelíes duermen cerca de los tanques en la frontera con GazaReuters

Cientos de miles de gazacíes han salido a las calles para celebrar el acuerdo de alto el fuego alcanzado entre Israel y el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), a pesar de que las autoridades palestinas han pedido cautela en las celebraciones ante el temor a posibles ataques aéreos. "Sentimos que hemos recuperado nuestra libertad, nuestras vidas", dice una de las manifestantes. El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha advertido en sus primeras declaraciones tras confirmarse la tregua con los grupos armados palestinos que, si este alto el fuego fracasa, su Gobierno estudiaría "una acción militar más severa" sobre la Franja de Gaza.

Tras una semana encerrados en sus viviendas ante los bombardeos aéreos lanzados por el Ejército de Israel, la población del enclave palestino ha tomado las calles en coche, moto y disparando al aire y ondeando banderas de Hamás, que gobierna en la Franja.
"Sentimos que hemos recuperado nuestra libertad, nuestras vidas. Gracias a Dios por Hamás, y gracias a Dios por la paciencia y la fuerza del pueblo palestino para resistir ante Israel", ha dicho Mohamed Skeik, uno de los participantes en las celebraciones.
Otro de los presentes, Mohamed el Ghazaleh, ha afirmado, mientras disparaba al aire, que el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, "estará de duelo esta noche, mientras el pueblo de Gaza y su resistencia han triunfado". "Israel no pensará en desafiarnos de nuevo. Hemos pagado un alto precio con la sangre de nuestra gente por su agresión, pero hemos conseguido ganancias y hemos mostrado nuestra fuerza", ha agregado.
Durante las celebraciones se han escuchado cánticos en los que se afirmaba que "Jabari ganó, vivo y muerto", en referencia al jefe del brazo militar de Hamás, las Brigadas al Qassam, Ahmad Jabari, asesinado por Israel el miércoles de la semana pasada en un ataque que desencadenó la última ola de enfrentamientos a gran escala.
Hamás, satisfechos y orgullosos
Por su parte, el primer ministro de Hamás en la Franja de Gaza, Ismail Haniyeh, se ha mostrado "satisfecho y orgulloso" por el acuerdo y "por la firmeza del pueblo palestino en su resistencia".
Asimismo, varios miembros de Hamás se han unido a las celebraciones. El alto cargo de la organización Ahmed Bahar ha dicho que "la resistencia ha conseguido una victoria islámica contra la ocupación y ha puesto las bases para la lucha de liberación del territorio y los lugares sagrados".
Israel estudiará "una acción militar más severa"
Netanyahu, que ha comparecido ante los medios en Jerusalén, ha apuntado que hay ciudadanos "esperando" una nueva ofensiva de mayor alcance que la desarrollada en los últimos ocho días. "Y quizás necesitemos hacerla", ha apostillado.
La tregua ha llegado tras más una semana de enfrentamientos que comenzó con el lanzamiento de cohetes desde Gaza contra territorio israelí y la posterior ofensiva militar 'Pilar de defensa' y que se ha saldado con más de 140 palestinos y cinco israelíes muertos.
En virtud de este acuerdo, el Gobierno israelí se compromete a poner fin a los ataques contra Gaza por tierra, mar y aire, incluidas las incursiones en territorio gazací y los asesinatos selectivos. Las milicias palestinas, por su parte, prometen cesar todas sus acciones contra territorio israelí, incluidos el lanzamiento de cohetes y los ataques en la frontera.