Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estado Islámico reivindica el atentado suicida contra una mezquita chií de Kabul

Estado Islámico ha reivindicado la autoría del atentado suicida perpetrado este jueves por la noche contra la mezquita Al Zahra, ubicada en el distrito 13 de Kabul, según ha informado la agencia de noticias Amaq, vinculada a la organización terrorista y citada por el Grupo SITE, experto en yihadismo.
El portavoz del Ministerio de Interior de Afganistán, Najib Danish, ha contado que dos hombres armados con chalecos explosivos han intentado entrar en la mezquita pero que la Policía se lo ha impedido, lo que ha desatado un tiroteo en el que uno ha sido abatido y otro ha conseguido inmolarse.
El Gobierno ha fijado en cuatro el número de muertos pero la televisión afgana Tolo indica que serían seis e incluye entre los fallecidos al destacado hombre de negocios Ramazan Husainzada, conocido popularmente como Haji Ramazan, que resultó herido y habría muerto en el hospital.
Este atentado suicida se ha producido en torno a las 21.00 de la noche (hora local), en plena celebración chií. La mezquita estaba repleta de fieles musulmanes que habían acudido al rezo tras romper el ayuno por el mes sagrado del Ramadán.
Los talibán, que suelen atentar en Kabul, han negado que estén detrás de este ataque terrorista. "Solo el Estado Islámico ataca mezquitas y a nuestros hermanos chiíes", han dicho los insurgentes afganos, según recoge Tolo en su cuenta oficial de Twitter.
El Estado Islámico ya se atribuyó un atentado realizado el pasado mes de noviembre contra una mezquita en el que murieron más de 30 personas y del perpetrado en julio de 2016 contra una concentración chií, que se saldó con más de 80 fallecidos.
"Atacar fieles musulmanes en una mezquita durante el mes sagrado del Ramadán va contra la fe, la religión y las creencias. Condeno este acto enemigo", ha escrito en dicha red social el primer ministro afgano, Abdulá Abdula, al tiempo que ha aplaudido la "valentía" de las fuerzas de seguridad.