Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Estado Islámico amenaza con ejecutar a dos japoneses secuestrados

El grupo extremista Estado Islámico ha publicado un vídeo en el que amenaza con ejecutar a dos ciudadanos japoneses que tiene secuestrados a menos que reciban el pago de un rescate de 200 millones de dólares (cerca de 172,8 millones de euros) en las próximas 72 horas.

En la grabación, cuya autenticidad no ha podido ser verificada hasta el momento, un supuesto miliciano del grupo critica el apoyo dado por el Gobierno de Japón a la coalición militar internacional que está bombardeando sus posiciones en Irak y Siria, encabezada por Estados Unidos.
En una visita a El Cairo el pasado 17 de enero, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, prometió 200 millones de dólares en ayuda no militar para los países que combaten contra Estado Islámico.
El miliciano, de acento británico, aparece junto a dos hombres arrodillados vestidos con mono naranja y armado con un cuchillo para pedir a Japón que ponga fin a su "estúpida" colaboración con la coalición. "De lo contrario, este cuchillo se convertira en vuestra pesadilla", advierte.
Los dos rehenes han sido identificados como Haruna Yukawa y Kenji Goto. Este último, un periodista 'freelance' que ha escrito varios libros sobre zonas en conflicto, conoció a Yukawa el año pasado y le ayudó a viajar en junio a Irak, según explicó él mismo en agosto a la agencia Reuters.
Japón no cederá ante las amenazas
El Gobierno de Japón ha advertido este martes de que no cederá ante el terrorismo tras la amenaza del Estado Islámico. El portavoz del Gobierno japonés, Yoshihide Suga, ha afirmado que el Ejecutivo está haciendo todos los esfuerzos posibles para resolver la crisis actual y trabaja con otros países para compartir información, según la agencia oficial Kiodo. Sin embargo, ha dejado claro que Tokio no se dejará chantajear.
Al primer ministro nipón, Shinzo Abe, le ha sorprendido el vídeo de Estado Islámico en Jerusalén, una de las paradas de su gira por la región. Abe cancelará parte de este viaje para gestionar personalmente la actual situación.