Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reino Unido, un país volcado con la fiesta monárquica

Sola ha llegado la reina Isabel II a la catedral de San Pablo. Su marido, ingresado, no ha podido estar con ella en el último día del Jubileo pero el fervor monárquico de Londres la ha acompañado. Dentro del templo, la familia real al completo y una Kate Middleton que tras las críticas recibidas a escogido un vestido en tonos pastel.

Tras la solemne misa la monarquía se ha dado un nuevo baño de multitudes en el tradicional paseo de carrozas previo al almuerzo en Palacio. El colofón, el saludo de la familia real al completo desde el balcón.