Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un soldado iraquí busca angustiado a su madre entre autobuses que trasladan civiles

Sigue la ofensiva en Mosul para arrebatarla de las manos del ISIS, efectivos antiterroristas de las fuerzas especiales iraquíes han conseguido esta semana liberar de yihadistas sus calles, pero no todo es alegría.

Una vez más caen víctimas inocentes  y ante esta desesperada situación solo queda la opción de huir. Familias enteras pueden marcharse juntas, pero otras son separadas, ya sea por fallecer en medio de esta guerra o por quedarse defendiendo la ciudad. Este es el caso de Saad, un soldado iraquí que busca angustiado a su madre entre varios autobuses que trasladan a los civiles fuera de la ciudad. Acaba de recibir el aviso de que se marcha y quiere despedirse de ella. Cuando la encuentra todos son lágrimas y sentimientos contrapuestos; tristeza por la separación y esperanza porque por lo menos uno de los dos puede huir de allí.