Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Irán y el 5+1 cierran el acuerdo final sobre el programa nuclear

Irán y el 5+1 cierran el acuerdo final sobre el programa nuclearcuatro.com

   Irán y las seis potencias que conforman el Grupo 5+1 (Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, China, Francia y Alemania) han cerrado un acuerdo final sobre el programa nuclear iraní, con el que las autoridades de Teherán conseguirán una reducción de las sanciones a cambio de concesiones en su programa atómico. El borrador del acuerdo muestra que los inspectores de Naciones Unidas tendrían acceso a toda infraestructura iraní sospechosa, incluida la militar. El Gobierno de Irán ha aceptado un llamado plan de "reactivación" de las sanciones en 65 días si incumple el acuerdo.

  Los diplomáticos han afirmado que el embargo de armas de Naciones Unidas continuará en vigor durante cinco años y que las sanciones de la ONU sobre los misiles continuarán durante ocho años. Además, el Gobierno de Irán ha aceptado un llamado plan de "reactivación" de las sanciones en 65 días si incumple el acuerdo.
Duro camino haca el acuerdo
Los ministros de Exteriores del Grupo 5+1 se reunieron durante alrededor de una hora poco después de la medianoche, mientras buscan completar el acuerdo, que lleva siendo negociado más de 20 meses.
   El posible acuerdo, que se basa en un pacto preliminar del 2 de abril, limitaría al programa nuclear de Irán por más de una década a cambio de la suspensión gradual de las sanciones económicas que han reducido las exportaciones de petróleo de Irán y golpeado a su economía.
 Puntos conflictivos
   Entre los mayores puntos sin resolverse en la última semana está la insistencia de Irán en que, si se logra un acuerdo, se levanten inmediatamente un embargo de armas y una prohibición a su programa de misiles balísticos del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que se remontan al 2006.
   Rusia, que vende armas a Irán, ha respaldado públicamente a Teherán en el tema, si bien las potencias occidentales son reacias a que Irán compre y venda armas libremente por temor a un mayor respaldo a las milicias chiíes en Irak, los huthis en Yemen y al Gobierno de Siria.
   Otro obstáculo ha sido el llamado plan para revertir las sanciones si Irán viola el acuerdo. No estaba claro cómo se afinarían esos temas en un acuerdo final, aunque fuentes diplomáticas han asegurado que se está cerca de superar las diferencias.
   Otros temas problemáticos incluyen el acceso de inspectores a la infraestructura militar en Irán, las explicaciones de Teherán sobre su actividad nuclear previa que podría haber apuntado al desarrollo de un arma nuclear y la velocidad a la que se levantarán las sanciones.
Resolución de la ONU
   La citada fuente ha afirmado que, en caso de acuerdo, podría adoptarse en julio una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, tras lo que ambas partes comenzarían a aplicar las medidas, que incluyen un alivio de las sanciones por parte de las potencias en el primer semestre de 2016.
   Asimismo, ha manifestado que Irán y la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) han acordado un plan para abordar las preguntas pendientes sobre las posibles dimensiones militares de las actividades nucleares previas de Teherán antes de fines del 2015, agregando que parte de la mitigación de las sanciones estaría condicionada a que la República Islámica resuelva este tema.
   El plan acordado por la AIEA e Irán incluye una visita a la instalación militar de Parchin, así como posibles entrevistas con científicos nucleares iraníes.
   Las negociaciones nucleares, que se han prolongado más de dos semanas en Viena, se extendieron más allá del plazo de la medianoche del lunes para lograr un acuerdo final.