Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Irán anuncia el desmantelamiento de una célula terrorista en el sureste del país

Las fuerzas de seguridad de Irán han anunciado este jueves el desmantelamiento de una célula terrorista en la localidad de Qasr-e-Qand, ubicada en la provincia de Sistán-Baluchistán (sureste).
La Guardia Revolucionaria Iraní ha indicado que durante la operación se han registrado enfrentamientos con un grupo de 'takfiris' --extremistas suníes-- en una zona montañosa de la ciudad.
En su comunicado, no ha dado detalles sobre la posible muerte o detención de miembros de la célula de terrorista, si bien ha asegurado que varios de ellos han escapado, según ha informado la cadena de televisión local Press TV.
Asimismo, ha indicado que la operación se ha saldado con la destrucción de un coche bomba con 600 kilogramos de explosivos y la incautación de cinco bombas, 700 kilogramos de explosivos, varias armas y decenas de miles de balas.
La operación ha sido llevada a cabo un día después de que las autoridades anunciaran la muerte de dos presuntos terroristas y la detención de otros cinco en la localidad de Chabahar, situada en esta misma provincia.
Los "terroristas" serían miembros de Ansar al Furqan, un grupo yihadista que actúa en la provincia de Sistán y Baluchistán, en la frontera con Pakistán y Afganistán.
Ansar al Furqan ha amenazado a las autoridades iraníes con llevar a cabo atentados suicidas en todo el territorio nacional para vengar a los presos suníes ejecutados.
La capital de Irán, Teherán, fue escenario la semana pasada de dos atentados en el Parlamento y el mausoleo del fallecido líder de la Revolución Islámica, el ayatolá Ruholá Jomeini, que se saldaron con la muerte de 17 personas. El grupo yihadista Estado Islámico reclamó la autoría de los ataques.