Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tensión en Oriente Próximo entre chiíes y suníes

La ira chií volvió a desatarse esta vez en la segunda ciudad más poblada de irán y frente al edificio del consulado saudí.
La noche anterior llegaron a prender fuego a la embajada saudí en Riad, iniciando así una escalada de la tensión que ha llevado al ministro de exteriores saudí a anunciar la ruptura de las relaciones diplomáticas con Irán y a dar un plazo de 48 horas para que los diplomáticos iraníes abandonen Arabia Saudí. Decisión que ha secundada Barehin, otro país del Golfo, donde gobierna los suníes. La indignación en Irán por la ejecución, por parte de Arabia Saudí, de este clérigo chií y otros 46 presos ha elevado la tensión entre las poblaciones suníes y chiíes.