Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unas 13.000 casas cristianas de Irak serán reconstruidas gracias a una campaña de Ayuda a la Iglesia Necesitada

Un total de 13.000 casas cristianas de nueve ciudades de la Llanura de Nínive (Irak), dañadas o totalmente destrozadas por los terroristas del Estado Islámico durante los últimos tres años, serán reconstruidas gracias a una gran campaña que la Fundación de la Santa Sede Ayuda a la Iglesia Necesitada-ACN (Aid to the Church in Need) ultima para los próximos meses, según informa la organización.
Para esta campaña, que superará los 220 millones de euros, se ha creado la 'Comisión para la Reconstrucción de Nínive', cuya tarea es planificar y hacer seguimiento de todas las fases de la reedificación.
La comisión fue creada el pasado mes de marzo, gracias a un acuerdo firmado en la sede de la Archidiócesis de la Iglesia caldea en Erbil entre las tres iglesias cristianas iraquíes: la sirio-católica, la sirio-ortodoxa y la caldea.
Después del acuerdo, el arzobispo de la Iglesia siro-ortodoxa de Antioquía, Monseñor Timothaeus Mosa Alshamany, afirmó que son una Iglesia "verdaderamente unida en aras de la reconstrucción" de las casas de la Llanura de Nínive, para "infundir esperanza" en el corazón de las personas que viven en las aldeas e "invitar al retorno" a aquellas que han huido.
Por su parte, el arzobispo de la Iglesia siro-católica de Mosul, Monseñor Yohanna PetrosMouche, señaló que con este "gran proyecto" de reconstrucción quieren invitar a los cristianos a "retornar a su casa y continuar viviendo en sus aldeas para dar testimonio del cristianismo".
Durante la fase inicial del proyecto, ACN seguirá "de cerca" la labor de la comisión, y en las fases sucesivas se limitará a buscar fuentes de financiación entre sus benefactores a nivel internacional. En España, la campaña está prevista para el mes de diciembre.
Los fondos obtenidos se distribuirán proporcionalmente entre los representantes de cada iglesia, en función del número de casas dañadas pertenecientes a sus respectivos feligreses. La reconstrucción de estas casas, así como las iglesias y los edificios religiosos, comenzará en los pueblos de Qaraqosh, Bartella y Karamles.
Según una encuesta realizada por Ayuda a la Iglesia Necesitada, el 41% de las familias cristianas quiere retornar a sus propios hogares en la Llanura de Nínive, de donde se vieron obligadas a huir a raíz de la invasión del Estado Islámico en 2014.
La organización distribuye una ayuda alimentaria básica entre las aproximadamente 12.000 familias que huyeron de Mosul y de otras ciudades, a buscar refugio en Erbil (Kurdistán iraquí). Desde 2014, ha apoyado a los cristianos desplazados con casi 30 millones de euros.