Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Irak cifra en 125.000 los desplazados tras el inicio de la ofensiva en Mosul

El Gobierno de Irak ha cifrado este miércoles en 125.000 el número de desplazados internos desde el inicio de la ofensiva militar contra el grupo yihadista Estado Islámico en la localidad de Mosul, su principal bastión en el país.
El ministro de Migración y Desplazados, Jassem al Jaff, ha detallado que esta cifra corresponde a desplazados de Mosul y de la localidad de Hawiya, ubicada en la provincia de Kirkuk.
Asimismo, ha pedido "más coordinación" con Naciones Unidas "para hacer frente al continuo flujo de migrantes de Mosul y Kirkuk", según ha informado el portal local de noticias Iraqi News.
El lunes, Naciones Unidas cifró en 104.000 los desplazados, afirmando además que en los barrios del este de la ciudad arrebatados a los yihadistas "persiste la escasez de agua y comida".
En este sentido, dijo que el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y otras organizaciones humanitarias están entregando agua a unas 45.000 personas en esta zona de la ciudad.
El primer ministro de Irak, Haider al Abadi, ordenó el 17 de octubre el inicio de las operaciones para recuperar Mosul. El grupo yihadista controla la ciudad desde verano de 2014 y la ha convertido en la capital iraquí de su proclamado califato.
Con cerca de dos millones de personas antes de que comenzaran los enfrentamientos, la ciudad constituye una zona de vital importancia para los milicianos en Irak. No obstante, el Gobierno teme que el asalto a la urbe provoque un éxodo masivo de civiles.