Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una oleada de atentados en Irak deja 36 muertos y un centenar de heridos

Atentados en IrakREUTERS

Explosiones en varios distritos chiíes de Bagdad y en siete ciudades del norte y oeste de Irak

Al menos 36 personas han muerto y más de un centenar han resultado heridas este jueves como consecuencia de una veintena de atentados con bomba en varios distritos chiíes de Bagdad y en (...) ciudades del norte y del oeste de Irak, según un nuevo balance procedente de fuentes policiales y médicas.
Por una parte, al menos 15 personas murieron y 61 resultaron heridas a causa de la explosión de tres coches bomba y dos bombas artesanales y de un atentado suicida con coche bomba en las principales áreas chiíes de la capital, Bagdad, según las citadas fuentes.
El ataque más grave de la capital se produjo en el distrito de Kadhimiya, donde un coche bomba causó cinco muertos y 24 heridos. Aparte, un coche bomba junto al convoy del ministro de Sanidad, en el distrito céntrico de Haifa, causó la muerte de dos civiles y heridas a al menos cuatro escoltas del ministro, según fuentes policiales. También se han registrado coches bomba y bombas artesanales en los distritos bagdadíes de Amil, Palestine Street y Zaafaraniya.
Por otra parte, el incidente más grave se produjo en Kirkuk, en el norte, donde la explosión de dos coches bomba en el centro de la ciudad al paso de unas patrullas policiales causaron ocho muertos y 26 heridos.
Por otra parte, se han registrado otras explosiones en el norte de Irak: dos coches bombas contra las milicias progubernamentales suníes de Sahwa, en Samarra; dos explosiones en Baaquba, una bomba de fabricación artesanal en Mosul y otra bomba del mismo tipo en Tayi.
Asimismo, un agente de Policía murió en la localidad de Hadid, a diez kilómetros al oeste de Baaquba, por los disparos de un grupo armado contra una gasolinera en la que trabajaba, según fuentes policiales.
Por último, la detonación de dos coches bomba contra la Policía en Ramadi, capital de la provincia de Anbar, causó cuatro muertos y diez heridos, mientras que cuatro personas resultaron heridas a causa de la explosión de una bomba artesanal en Faluya, una ciudad situada en esta misma provincia mayoritariamente suní del oeste de Irak.