Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Investigan la muerte a tiros de un hombre hispano a manos de la policía en Washington

La Policía del estado estadounidense de Washington ha abierto una investigación sobre la muerte a tiros de un ciudadano de origen hispano a manos de varios agentes en la localidad de Pasco. Los tres miembros de las fuerzas del orden implicados han sido suspendidos temporalmente del cuerpo policial. La víctimas, Antonio Zambrano-Montes, lanzó piedras contra los agentes y según los oficiales, tras utilizar una táser que no funcionó dispararon contra el hombre. Sin embargo, un vídeo subido a la red ha provocado una ola de críticas.

El jefe del Departamento de Policía de Pasco, Bob Metzger, ha explicado que Antonio Zambrano-Montes lanzó al menos una roca de grandes dimensiones a los agentes y ha añadido que no respondió a los pedidos de los oficiales para dejar de lado su actitud violenta.

De acuerdo con estas primeras informaciones, los agentes habrían utilizado un táser --un arma de electrochoque-- contra Zambrano-Montes, pero al ver que no surtía ningún efecto sobre el sospechoso comenzaron a disparar contra él, tal y como informa la cadena estadounidense CBS News.

Un vídeo casero ha provocado una ola de críticas contra las fuerzas policiales a través de las redes sociales. Zambrano-Montes fue declarado muerto en el mismo lugar del suceso y los tres policías implicados --identificados como Ryan Flanagan, Adam Wright y Adrián Alaniz-- están siendo investigados.
En el vídeo parece que el fallecido levanta las manos mientras los agentes siguen tiroteándolo.

"Sólo queremos justicia porque lo que hoy nos pasó a nosotros mañana le puede ocurrir a cualquier otra familia", ha denunciado Blanca Zambrano, prima del fallecido. Esta mujer ha explicado que el hombre tenía dos hijos y que sufría depresión después de haberse roto las dos muñecas en un accidente laboral.