Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El acceso a Internet es tan importante para la seguridad de los refugiados como el agua y la comida, según ACNUR

El acceso a la telefonía móvil e Internet es considerado por un gran número de refugiados en todo el mundo de "vital importancia" para su protección y seguridad, según ha advertido el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), que ha señalado que la "conectividad" es tan necesaria para los inmigrantes como la obtención de refugio, comida y agua.
Según el informe 'Refugiados conectados: Cómo Internet y la conectividad puede mejorar la calidad de vida de los refugiados y transformar la acción humanitaria' realizado por ACNUR y la multinacional Accenture, el acceso a la telefonía móvil representa para los más de 60 millones de desplazados que hay en todo el mundo una "tabla de salvamento".
Tras llevar a cabo una serie de investigaciones en 44 países, ACNUR ha recalcado que "en el mundo en que vivimos hoy, la conectividad y los 'smartphones' se han convertido en una piedra angular en la vida de los refugiados". Según la agencia de la ONU, los refugiados que viven en zonas urbanas tienden a tener un acceso a la telefonía móvil similar al de cualquier otra población urbana.
Sin embargo, el informe indica que para aquellos que se han visto forzados a desplazarse a áreas rurales, la situación es diferente. Sólo una de cada seis localidades rurales facilita la posibilidad de tener acceso 3G y una de cada cinco carece de acceso alguno a una cobertura móvil.
"La conectividad permite a los refugiados enviar y recibir información de vital importancia, comunicarse con sus familiares, lograr acceder a servicios básicos y conectarse con las comunidades locales, nacionales e internacionales", ha señalado Filippo Grandi, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados.
"El acceso a Internet permite aumentar el número de oportunidades de los refugiados y les ofrece una mejor visión de futuro y calidad de vida", ha añadido. La crisis de inmigración no ha mejorado en los últimos años. En 2015 había 65,4 millones de personas desplazadas forzosas, de las que unos 21,3 millones eran refugiados.
LA IMPORTANCIA DE LA CONECTIVIDAD
El informe establece una serie de intervenciones estratégicas a realizar para garantizar la conectividad de los refugiados, entre las cuales incluye la implicación por parte de las compañías telefónicas, así como la participación de otras empresas de comunicación y tecnología.
"Es de especial relevancia la intervención y el compromiso del sector privado, sobre todo de las empresas de tecnologías de la información y telefonía móvil", ha explicado Dan London, director ejecutivo del departamento de Servicio Público de Accenture.
"La multinacional Accenture se ha mostrado significativamente optimista ante la situación y la posibilidad de colaborar con ACNUR para facilitar la conectividad de aquellos que necesitan ayuda humanitaria y mejorar así su situación", ha añadido.