Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los partidos belgas firman un acuerdo clave para formar Gobierno

del líder socialista francófono Elio Di Rupo, encargado de formar Gobiernocuatro.com

El pacto llega más de un año después de la celebración de las elecciones

Los cuatro partidos flamencos -Open VLD (liberales), SP.A (socialistas), CD&V (democristianos) y Groen (Verdes)-- y los cuatro valones -Ecolo (Verdes), MR (liberales), CDH (democristianos) y PS (socialistas) han llegado a un acuerdo clave sobre la circunscripción electoral de la región periférica de la capital Bruselas-Hal-Vilvorde. Esto permite desbloquear las negociaciones para formar un Gobierno de coalición, más de un año y tres meses después de las elecciones generales de junio de 2010.
El Rey Alberto II de Bélgica regresó el miércoles de Niza (Francia) ante la gravedad de la situación política después de que el encargado de dirigir las negociaciones, el líder socialista francófono, Elio Di Rupo, constatara el bloqueo de las mismas.
Así las cosas, los ocho partidos han conseguido cerrar un acuerdo sobre la circunscripción electoral de Bruselas-Hal-Vilvorde (BHV) en torno a la propuesta que han presentado los partidos flamencos y que ha sido acogido favorablemente por los francófonos tras nueve horas de negociación, informan los medios belgas.
Los partidos aceptarían que a partir de ahora los senadores dejarán de ser elegidos de forma directa y serán designados por los parlamentos de las regiones del país, mientras que en el caso del Congreso, los habitantes de seis comunas de la periferia de Bruselas que pertenecen a Flandes y tienen un régimen especial electoral y lingüístico podrán elegir entre votar por una lista local o de la capital. Se descarta así la opción de crear una circunscripción federal única en el país.
Los partidos acordarían también simplificar el voto de los belgas residentes en el exterior, algo que según los partidos flamencos compensaría en parte la pérdida de votos en la periferia que sufren sobre todo los liberales francófonos (MR) dado que viven más francófonos que flamencos en el extranjero.
Además, los alcaldes de estas seis comunas especiales podrán apelar al Consejo de Estado el veto del Gobierno flamenco a ratificar en su cargo a los alcaldes, tal y como ha ocurrido con tres de ellos, y podrán asumir todas sus competencias desde el principio en calidad de electo hasta que éste resuelva el caso.
Tras el acuerdo, Di Rupo, que hace semanas tenía como objetivo cerrar las negociaciones para el 11 de octubre, se ha trasladado al Palacio de Laeken al término de las negociaciones para informar al Rey Alberto II de los detalles del acuerdo.
La circunscripción electoral de la región de Bruselas Hal Vilvorde, a la que pertenecen estas seis comunas especiales a las afueras de la capital, era el principal escollo de las negociaciones, aunque los partidos también mantenían ciertas divergencias en el reparto de la financiación para las distintas administraciones y sobre la transferencias de nuevas competencias a las regiones.
Los secesionistas flamencos de la N-VA, que ganaron los comicios generales del pasado junio de 2010, han sido excluidos de las negociaciones.