Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Inteligencia de Helsinki recomienda prohibir el neonazi Movimiento de Resistencia Finlandesa

El jefe de los Servicios de Inteligencia de Finlandia, Kari Harju, ha recomendado al Gobierno finlandés tomar medidas para prohibir al grupo Movimiento de Resistencia Finlandesa, una organización neonazi que defiende un discurso nacional-socialista.
"Sería una señal para el pueblo, ya que ahora están teniendo lugar muchos incidentes", ha señalado, según declaraciones recogidas por la cadena finlandesa Yle. El pasado mes de septiembre, fue detenido un miembro del grupo acusado del asesinato de un activista antifascista fallecido durante uno de sus actos.
La Policía Nacional y la Fiscalía del país acordaron el pasado mes de octubre evaluar la posible prohibición del grupo, si bien ésta no ha tenido lugar ni se han dado pasos aún para ello.
Harju ha señalado que es consciente de que en torno a su prohibición existen numerosas "cuestiones difíciles", entre ellas, la prohibición de determinada simbología. "Estamos hablando de nuestros derechos constitucionales, como la libertad de reunión, pero en ninguna circunstancia la Constitución permite ir promulgando delitos criminales", ha defendido.
Por su parte, el diputado del Partido de los Finlandeses --anteriormente conocido como el Partido de los Verdaderos Finlandeses-- Juho Eerola ha expresado su negativa a esta propuesta.
"En mi opinión no debería prohibirse. Ya no es realmente una asociación registrada y organizada", ha señalado Eerola. "Prohibirlo como grupo les daría más notoriedad (...) y si prohibimos sus símbolos, ¿qué les impedirá vestirse con ropa, por ejemplo, de algún club deportivo? Al contrario, es mejor que la gente reconozca sus símbolos y así pueden mantener la distancia y llamar a la Policía de ser necesario", ha explicado.
El Movimiento, que forma parte de una organización más extensa que alcanza a Suecia, Dinamarca y Noruega, defiende un discurso muy crítico con la inmigración, en un contexto en el que la entrada de solicitantes de asilo ha crecido, en el marco de la crisis migratoria que vive Europa.
Por su parte, el líder de las juventudes del ultraderechista Partido de los Finlandeses, Sebastian Tynkkynen, ha sido imputado recientemente por un delito de incitación al odio contra minorías étnicas y religiosas y por "romper" la paz religiosa.