Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Malasia e Indonesia se comprometen a ayudar a los 7.000 inmigrantes a la deriva

Malasia e Indonesia se comprometen a ayudar a los 7.000 inmigrantes a la derivaReuters

Los Gobiernos de Malasia e Indonesia han hecho público un comunicado conjunto en el que se ofrecen a dar asistencia a los 7.000 inmigrantes que navegan a la deriva cerca de sus aguas y a ofrecerles "reasentamiento y repatriación" con la ayuda de la comunidad internacional. “Aunque sea una comunidad que intenta entrar en el país de manera ilegal su bienestar no tiene que ser olvidado”, afirma el ministro de Interior malasio.

"Emplazo a todas las ONG, de todas las razas y las religiones a dar un paso adelante para ofrecerse a ayudar a estos inmigrantes rohingya", ha explicado el ministro del Interior malasio, Ahmad Zahid Hamidi. "Incluso aunque sea una comunidad inmigrante que está intentando entrar en el país de manera ilegal e incumpliendo las leyes de inmigración, su bienestar no tiene que ser olvidado", ha afirmado.
El comunicado conjunto de Malasia e Indonesia llega después de que este martes varias agencias de la ONU hayan hecho un llamamiento a los gobiernos de Tailandia, Indonesia y Malasia a que den prioridad a "salvar vidas" permitiendo que los cientos de inmigrantes y solicitantes de asilo que han quedado abandonados en aguas del sureste asiático puedan llegar a tierra.
El comunicado conjunto de Malasia e Indonesia llega después de que este martes varias agencias de la ONU hayan hecho un llamamiento a los gobiernos de Tailandia, Indonesia y Malasia a que den prioridad a "salvar vidas" permitiendo que los cientos de inmigrantes y solicitantes de asilo que han quedado abandonados en aguas del sureste asiático puedan llegar a tierra.
Los firmantes, entre ellos los máximos responsables del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), reclaman a estos tres países que "protejan a los migrantes y refugiados varados en barcos en la bahía de Bengala y el mar de Andamán, faciliten el desembarco seguro y den prioridad a salvar vidas, proteger derechos y respetar la dignidad humana".
Las agencias de la ONU han lamentado los "graves acontecimientos" de los últimos días, en los que cientos de inmigrantes y refugiados, incluidos rohingyas de Birmania, han sido abandonados por las mafias en medio del mar y los países de la región no les han permitido entrar en sus aguas y llegar a puerto.