Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un centenar de inmigrantes llega a Indonesia tras varias semanas a la deriva

Un centenar de inmigrantes llegan a Indonesia tras varias semanas varados en el marReuters

Alrededor de cien inmigrantes han sido trasladados por pescadores a las costas de Indonesia, si bien alrededor de 400 continúan abandonados en aguas del sureste asiático a la espera de ser trasladados a tierra. De esta manera asciende a 1.400 el número de inmigrantes que han conseguido llegar a tierra tras varias semanas a la deriva en el mar de Andamán.

"Cerca de 400 han sido avistados en el mar por pescadores y están intentando llevarles a tierra", ha dicho Jairul Nova, de la Agencia Nacional de Búsqueda y Rescate de Indonesia. El grupo trasladado a llegado a la localidad de Kuta Binje, en Aceh.
De esta forma, asciende a alrededor de 1.400 el número de inmigrantes que han conseguido llegar a tierra en Indonesia tras varias semanas a la deriva en el mar de Andamán. Sin embargo, miles más continúan en el mar, sin que los gobiernos regionales aumenten sus esfuerzos para rescatarles.
Por ello, varias agencias de la ONU hicieron el martes un llamamiento a los gobiernos de Tailandia, Indonesia y Malasia a que den prioridad a "salvar vidas" permitiendo que los cientos de inmigrantes y solicitantes de asilo puedan llegar a tierra.
Los firmantes, entre ellos los máximos responsables del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), reclamaron a estos tres países que "protejan a los migrantes y refugiados varados en barcos en la bahía de Bengala y el mar de Andamán, faciliten el desembarco seguro y den prioridad a salvar vidas, proteger derechos y respetar la dignidad humana".
Las agencias de la ONU lamentaron los "graves acontecimientos" de los últimos días, en los que cientos de inmigrantes y refugiados, incluidos rohingyas de Birmania, han sido abandonados por las mafias en medio del mar y los países de la región no les han permitido entrar en sus aguas y llegar a puerto.
Estos hechos "confirman que las personas vulnerables en todo el mundo se están moviendo en busca de seguridad y dignidad, huyendo de la persecución, de la pobreza, las privaciones, la discriminación y el abuso". "Tales peligrosos viajes, ya sean por tierra, mar o aire, se han convertido en un fenómeno global", subrayaron.
En el caso del sureste asiático, precisaron, más de 88.000 personas hicieron la peligrosa travesía por mar desde 2014, incluidos 25.000 en los tres primeros meses de este año.
Además, cerca de un millar habrían muerto por las precarias condiciones del viaje y la misma cifra por los malos tratos y las privaciones a los que les someten las mafias y traficantes.
Según denunciaron, en el caso de la bahía de Bengala, los inmigrantes y refugiados reciben solo arroz blanco y son objeto de violencia, con algunas mujeres violadas. Además, los niños son separados de sus familias y objeto de abusos y los hombres son golpeados y lanzados por la borda.