Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

India y Noruega se enfrentan por un nuevo caso de retirada de custodia de un menor en suelo europeo

La ministra de Asuntos Exteriores de India, Sushma Swaraj, ha exigido al Gobierno noruego la devolución de un menor cuya custodia le fue retirada a sus padres, de nacionalidad india, en lo que ha sido el tercer caso de este tipo que tiene lugar en Noruega.
La Defensoría del Menor de Noruega se llevó de la guardería en la que se encontraba a un menor de cinco años identificado como Aryan el pasado 13 de diciembre, y lo puso bajo su custodia. Según las autoridades noruegas, el pequeño había sido golpeado por sus padres.
El padre del niño, Anil Kumar, aseguró que las autoridades se llevaron a Aryan "sin preaviso" y que el mismo día detuvieron a su esposa, a la que interrogaron durante más de tres horas, según informó el diario indio 'The Indian Express'.
"Nuestra Embajada en Noruega se está reuniendo con las autoridades locales por el caso de Aryan. Me niego a aceptar que unos padres de acogida puedan cuidar mejor al niño que sus propios padres biológicos", ha denunciado la ministra de Exteriores a través de su cuenta oficial de la red social Twitter.
Swaraj ha señalado que los padres de acogida "ignoran completamente la cultura y los hábitos alimentarios indios", por lo que ha instado a que devuelvan al pequeño a su familia original. "Esa es nuestra firme posición y el embajador indio así se lo transmitirá a las autoridades noruegas", ha añadido.
Se trata del tercer caso de este tipo que tiene lugar en Noruega en los últimos cuatro años. En 2011, las autoridades noruegas retiraron la custodia de un niño de tres años a una familia india por un presunto caso de abuso, si bien un tribunal autorizó que regresara a su vivienda.
En diciembre de 2012, una pareja fue detenida y llevada a prisión acusada de maltratar a sus niños, según recoge 'Times of India'. Posteriormente, los menores fueron enviados a la vivienda de sus abuelos, en Hyderabad, la capital de Andhra Pradesh.