Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La familia de Sotloff sigue "un duelo privado" tras la decapitación

Steven Sotloffcuatro.com

La familia del periodista estadounidense Steven Sotloff, que habría sido decapitado por el Estado Islámico, según un vídeo difundido este martes por el grupo yihadista, sigue "un duelo privado", según ha informado su portavoz, Barak Barfi, a la cadena CNN.

En el vídeo, Sotloff aparece arrodillado, con las manos atadas a la espalda y vestido con una túnica naranja, similar a los uniformes que llevan los presos de la cárcel militar de Guantánamo. Junto a él, hay un miembro del Estado Islámico vestido de negro y encapuchado que le apunta con un cuchillo que finalmente utiliza para decapitarle.
"Estoy de vuelta, Obama, y estoy de vuelta por tu arrogante política exterior hacia el Estado Islámico. Mientras tus misiles sigan bombardeando a nuestra gente, nuestro cuchillo seguirá cortando los cuellos de la vuestra", dice el miliciano suní, en alusión a la ofensiva aérea estadounidense sobre el norte de Irak.
El yihadista también amenaza "a los gobiernos que se han sumado a esta diabólica alianza de Estados Unidos" --entre los que se encuentra Reino Unido-- y muestra a David Haines, un rehén británico que aparece con la misma indumentaria y en la misma posición que Sotloff.
Haines es un trabajador humanitario que fue secuestrado en marzo de 2013 cerca del campo de refugiados de Atmeh, en el norte de Siria, cerca de la frontera con Turquía, de acuerdo con otros trabajadores humanitarios que estuvieron involucrados en el caso.
SEGUNDA DECAPITACIÓN
Sotloff de 31 años de edad, trabajaba como freelance y había escrito para 'Time' y 'Foreign Policy', entre otras publicaciones. Fue secuestrado en agosto de 2013 en Siria, mientras cubría la guerra civil que desafía al Gobierno de Bashar al Assad.
El 19 de agosto, el Estado Islámico difundió otro vídeo en el que amenazó con decapitar a Sotloff, si Estados Unidos no cesaba su ofensiva aérea en Irak. "La vida de este ciudadano estadounidense, Obama, depende de tu próxima decisión", dijo.
En ese mismo vídeo, un yihadista decapitó al también periodista estadounidense James Foley, que fue secuestrado hace dos años en Siria. Reino Unido ya ha confirmado que el asesino es un ciudadano británico que se radicalizó tras viajar a la zona.
El miliciano suní que ha decapitado a Sotloff también tiene un marcado acento británico, por lo que, de acuerdo con el diario estadounidense 'The Washington Post', podría tratarse de la misma persona.
TRABAJO DE VERIFICACIÓN
El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, ha aclarado en la rueda de prensa diaria de este martes que todavía no pueden confirmar la autenticidad del vídeo, subrayando que debe ser analizado cuidadosamente.
Su colega del Departamento de Estado, Jen Psaki, ha sostenido que los servicios de Inteligencia "trabajarán todo lo rápido que puedan para determinar si es auténtico".
"Si lo es, nos enferma este brutal acto de quitar la vida a otro ciudadano estadounidense inocente. Nuestros corazones están con la familia Sotloff", ha añadido Psaki.