Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maduro ve en la enfermedad de Chávez una "conspiración internacional"

El vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro ha dicho este martes que en su momento se aportarán las evidencias científicas para demostrar que la enfermedad que padece Hugo Chávez se debe a "un ataque de los enemigos". Estas afirmaciones las ha realizado tras la reunión mantenida con los principales mandos políticos y militares de Venezuela. En la misma se ha decidido la expulsión inminente de un diplomático de la embajada de EE.UU. acusado de promover acciones desestabilizadoras.

La rueda de prensa posterior a la reunión de la Dirección Político-militar de la Revolución Bolivariana, ha estado protagonizada por el vicepresidente del país, Nicolás Maduro quien aseguró que la enfermedad que padece Hugo Chávez le recuerda al proceso que sufrió el líder palestino, Yaser Arafat, que, según las últimas informaciones pudo morir tras ser envenenado por sus enemigos. Maduro está convencido de que el cáncer de Chávez se "debe" a una "conspiración internacional".
Maduro ha asegurado que el Gobierno no tiene ninguna duda de que podrá conformar una comisión científica para aclarar si Chávez fue "atacado" por los "enemigos de la patria" con la enfermedad que padece.
En el marco de este intento de los "enemigos de la patria", Maduro ha anunciado que se ha expulsado del país de forma inmediata al agregado militar aéreo de la embajada de EE.UU. en Caracas, David del Mónaco, al que acusó de buscar militares activos de venezolanos para investigar la situación de la FF.AA. bolivarianas y proponerles acciones desestabilizadoras.
También ha situado en el foco de esta conspiración internacional a la oposición venezolana a la que ha acusado de no respetar al Chávez y de acosarle.
A estos partidos también les ha atribuido responsabilidad en lo que ha denominado "sabotaje del sistema eléctrico". Una "situación conspirativa" de la derecha que está "jugando con fuego" y que "no han sabido seguir el consejo del pueblo de respetar al comandante".
Maduro ha reconocido que la reunión de los máximos dirigentes políticos y militares del país se ha producido como consecuencia del agravamientos del estado de saluz de Chávez. Asegura que tiene "el compromiso de decir la verdad" sobre su enfermedad. Sobre este punto ha vuelto a repetir lo ya conocido, "hay una situación de compliación. Una infección que está siendo tratada de forma muy severa. Hay complicaciones en su sistema respiratoria que están siendo atendidas por el equipo médico que le trata".
Chávez, ingresado en Caracas
Chávez se encuentra ingresado en un hospital militar de Caracas desde que regresó a Venezuela el pasado 18 de febrero, tras más de dos meses en La Habana. El mandatario venezolano fue sometido en la capital cubana a su cuarta intervención quirúrgica desde que anunció, a mediados de 2011, que sufría cáncer.