Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Joshua Wong, el líder estudiantil hongkonés que le está ganando el pulso a China

Tiene 17 años y es un enemigo formidable para los viejos dinosaurios del régimen chino. Es pequeño y desgarbado pero con las ideas muy claras y una labia portentosa. Le acusan de extremista pero él apela una y otra vez a la resistencia pacífica. Con solo 15 años logró que 120.000 personas se echaran a las calles contra un plan educativo que pretendía inocular patriotismo chino en los escolares hongkoneses. El revolucionario adolescente de las gafas de pasta ganó el pulso a Pekín. Joshua aún no se había tomado su primera papilla cuando el Reino Unido devolvió la colonia a China. Fue hace justo 17 años, los que él tiene. Las protestas de ahora son deudoras de la huella dejaron los británicos: una sociedad más abierta, con más libertades civiles y con una administración menos corrupta que la de Pekín. Ahora su objetivo es democracia real para la excolonia británica. Porque China se reserva el derecho a censurar la lista de candidatos a gobernador de Hong Kong.