Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Honduras registra su primera muerte por microcefalia en 2017

El epidemiólogo del Hospital Escuela Universitario (HEU) de Tegucigalpa Concepción Zúniga ha confirmado este jueves que Honduras ha registrado su primera muerte por microcefalia en lo que va de año, después de que siete menores fueran ingresados con esta anomalía congénita durante el mes de enero.
Zúniga ha señalado que se trata de un varón que nación con malformaciones severas e incompatibles con la vida. Según recoge el diario hondureño 'La Tribuna', el bebé, originario de Azacualpa, sólo vivió durante cinco horas.
"Tenía ventrículos cerebrales bastantes anchos con poca corteza cerebral, además de un grado de microcefalia demasiado grande y problemas cardiacos", ha explicado el doctor.
La microcefalia es una anomalía que se vincula con el zika, un flavivirus transmitido por mosquitos y cuya infección también se ha relacionado con trastornos neurológicos como el síndrome de Guillain-Barré, la meningoencefalitis y la mielitis.
El nacimiento de niños con microcefalia es resultado de una infección por ZIKV en mujeres embarazadas, que afecta a las células progenitoras neurales, altera la división celular e induce la muerte celular, dificultando el desarrollo del cerebro.