Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 141 muertos, 132 de ellos niños, último balance del ataque talibán en Pakistán

Al menos 141 personas han muerto, 132 de ellas niños, en el ataque perpetrado este martes por los talibán paquistaníes contra una escuela gestionada por el Ejército en la ciudad de Peshawar, al noroeste del país, según ha informado el director general de Comunicación de las Fuerzas Armadas paquistaníes, Asim Bajwa. En una rueda de prensa, ha precisado que dos oficiales y siete militares han resultado heridos durante la operación. "Había 1.099 estudiantes y personal registrados en en el centro docente de los que 960 fueron rescatados tras la operación militar".

Durante las primeras horas del asalto, las informaciones sobre el número de muertos han variado desde los primeros balances con unos pocos fallecidos y heridos hasta que el recuento ha comenzado a aumentar por decenas y, finalmente, ha superado el centenar de fallecidos.

En esas primeras horas tras el inicio del asalto, un portavoz de los talibán paquistaníes, Muhamad Umar Jorasani, ha reivindicado el ataque y ha asegurado que los milicianos tenían orden de no herir a los niños. Horas después, ha justificado que los milicianos hayan matado a menores de edad con el argumento de que los talibán quieren responder así a los ataques que reciben sus "familias" por parte de las Fuerzas Armadas paquistaníes.

"Queremos que sientan el dolor"

"Hemos elegido la escuela del Ejército para el ataque porque el Gobierno está atacando a nuestras familias y mujeres", ha afirmado Jorasani, en declaraciones públicas. "Queremos que sientan el dolor", ha explicado.

La información oficial sobre lo sucedido en el interior de la escuela de Peshawar ha sido muy limitada y se ha centrado en el recuento de víctimas mortales y heridos y en algunos detalles sobre los avances de los militares de las Fuerzas Especiales encargados de detener a los talibán.

Varias fuentes militares han explicado desde el lugar de los hechos que los milicianos han entrado en la escuela vestidos con uniformes militares y que en el centro los niños estaban recibiendo una visita de oficiales del Hospital Militar Conjunto.

En concreto, según han informado la cadena de televisión local Geo y el diario 'Dawn', los niños asistían a un curso de primeros auxilios impartido por mandos del centro médico castrense, el mismo al que han tenido que ser trasladados muchos de los estudiantes heridos y muertos en el ataque.

Más de 132 niños muertos

Según ha informado el director general de Comunicación de las Fuerzas Armadas paquistaníes, Asim Bajwa, al menos 141 personas han muerto, 132 de ellas niños, en el ataque perpetrado este martes por los talibán paquistaníes contra una escuela gestionada por el Ejército en la ciudad de Peshawar, al noroeste del país.

El alto mando ha asegurado que los militares paquistaníes han logrado matar a nueve terroristas y han desalojado los cuatro edificios que componen la Escuela Pública del Ejército.

El ataque ha provocado la condena por parte del primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, y de mandatarios de países vecinos como el presidente afgano, Ashraf Ghani, y el primer ministro indio, Narendra Modi.

Sharif se ha desplazado este martes a Peshawar para supervisar las operaciones contra los milicianos islamistas y ha querido dejar claro en sus primeras declaraciones ante la prensa que la lucha contra el terrorismo no terminará hasta que Pakistán acabe con todos los terroristas.

El primer ministro ha convocado para este miércoles en la residencia del gobernador en Peshawar a todas las fuerzas políticas con representación parlamentaria para analizar lo sucedido y estudiar medidas a adoptar.

Ataque contra el "corazón de la nación"

Hasta el lugar de los hechos también se ha desplazado el jefe de Estado Mayor de la Defensa paquistaní, el general Raheel Sharif, que ha admitido que los talibán han atacado "el corazón de la nación" pero no podrán disminuir "su determinación".

"Este horrible acto de cobardía de matar inocentes indica claramente que no son solo enemigos de Pakistán sino de la Humanidad", ha afirmado. El general ha dicho que se siente "extremadamente triste" por lo sucedido aunque ha prometido que las Fuerzas Armadas continuarán persiguiendo a las "bestias inhumanas" que son los terroristas hasta lograr su "eliminación final".

Poco después de las 20.00 horas, las Fuerzas Armadas paquistaníes han dado por concluida la operación para detener el asalto talibán contra la escuela tras matar a nueve milicianos, según ha asegurado una fuente militar.