Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hollande dice que europeos piden "protección" y que la UE debe ser "capaz de asegurar su propia defensa"

El presidente de Francia, François Hollande, ha afirmado este viernes que los europeos demandan mayor "protección" y que la Unión Europea debe ser capaz de asegurar su propia defensa ante amenazas como el terrorismo, pero también para proteger valores e intereses.
"Los europeos quieren protección. Protección de sus fronteras, de sus intereses económicos y comerciales, de sus valores y cultura", ha declarado Hollande a la prensa en Bratislava, a su llegada a la cumbre a la que han sido invitados todos los jefes de Estado y de Gobierno de la UE a excepción de Reino Unido.
El mandatario galo ha insistido en la idea de que todo continente toma medidas para "garantizar su seguridad" y ha instado al resto de líderes a sumarse a Francia en los esfuerzos para proteger Europa.
Así, ha dicho que su país "no puede" y "no quiere" estar sólo en la defensa de los valores e intereses europeos, por lo que ha defendido el proyecto de una "defensa europea", en el marco de las alianzas internacionales con las que ya cuenta.
"Todos deben saber que si Estados Unidos elije alejarse, Europa es capaz de defenderse por sí misma", ha concluido".
La reunión de Bratislava tiene por objetivo establecer un claro diagnóstico de las causas que han llevado a los británicos a decidir abandonar el bloque e identificar las consecuencias que ello tendrá para el resto de la UE.
Para ello, se espera que los líderes establezcan una 'hoja de ruta' con la que "recuperar el control de las fronteras" y enviar a los europeos un mensaje de "seguridad y orden", según ha resumido en distintas ocasiones el presidente del Consejo europeo, Donald Tusk.
En este sentido, Hollande ha asegurado que las prioridades son claras para "recuperar la confianza" de los ciudadanos y que pasan por una mayor seguridad, iniciativas a largo plazo en el plano económico y "dar esperanzas" a las generaciones futuras.