Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hollande abandona el Elíseo para dar paso a la Presidencia de Macron

Hollande abandona el Elíseo para dar paso a la Presidencia de MacronReuters

François Hollande ha abandonado el Palacio del Elíseo simbolizando así el final de su etapa como presidente de Francia, marcada por su escasa popularidad y la amenaza terrorista, para dar paso a su sucesor, Emmanuel Macron, nuevo presidente de Francia.

Hollande ha salido por la entrada principal junto a Macron y ha caminado por una alfombra roja, en medio de una gran ovación de los apostados en la explanada del Elíseo, que su sucesor ha acompañado con aplausos, hasta llegar al coche que le ha sacado del que ha sido su hogar durante los últimos cinco años.
El ya ex presidente ha recibido sobre las 10.00 (hora local) a Macron en la escalinata del Elíseo para mantener una reunión de unos 30 minutos en la que, entre otras cosas, le ha hecho entrega de los códigos nucleares de Francia, uno de los pocos países con arsenal atómico autorizado.
Hollande ha partido rumbo a la sede del Partido Socialista (PS), desde donde seguirá la ceremonia de investidura. La formación política ha colocado una gran pancarta en su fachada con la imagen del ex mandatario en la que puede leerse "gracias".
De esta forma, como impone la tradición republicana, Hollande ha sellado sus cinco años en el Gobierno, a donde llegó con unas expectativas de cambio que se han ido desinflando a causa de las reformas económicas emprendidas y de la cadena de atentados que ha sacudido Francia.
El reducido apoyo popular de Hollande obligó al presidente a renunciar a la reelección, siendo el primer presidente que lo hace en la V República, que comenzó en 1958. Sin embargo, se va con la sensación de que "aún queda mucho por hacer", según trasladó a Macron en su último acto oficial, el pasado miércoles.
Hollande no ha desvelado de forma clara cuál será su futuro o si la retirada de la política es definitiva. "¿Cómo puedo ser útil a mi país? Es esta cuestión la que voy a responder ahora, reflexionando, trabajando, produciendo e interviniendo cuando me parezca útil", declaró en su último acto.