Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hillary Clinton advierte que "no hay atajos" para acabar con la crisis

Hillary Clinton, en rueda de prensa tras reunirse con el ministro de Exteriores portugués, Paulo PortasAP

La secretaria de Estado de EEUU dice que la situación exige decisiones difíciles

"No hay atajos para combatir la crisis". Así de tajante se ha mostrado la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, que ha hecho hincapié en las decisiones difíciles que hay que tomar para frenar la situación. De esta manera, Clinton ha respaldado al presidente norteamericano, Barack Obama, que aseguró que las medidas europeas no han sido lo rápidas que deberían.
"Sabemos que los Gobiernos están tomando decisiones difíciles, y animamos a los países a continuar las medidas de reforma que traerán un crecimiento renovado y mejorarán la competitividad para el futuro", ha insistido la secretaria norteamericana tras mantener una reunión con el ministro de Exteriores de Portugal.
"Sólo queremos dejar claro que debemos continuar en este camino. No hay atajos. Y no va a ser fácil, pero en mi opinión, resultará en un regreso a la prosperidad económica en el futuro; si estamos dispuestos a hacer ahora lo que se requiere de nosotros", ha señalado Clinton.
Además, se ha referido a las críticas de otros líderes europeos. "He escuchado a muchos líderes preguntar '¿Qué está haciendo Estados Unidos? ¿Serán capaces de volver al crecimiento?'", se ha preguntado la secretaria que ha respondido que EEUU "está enfrentando muchos de los mismos desafíos" que sus los mandatarios s europeos.
Las declaraciones de Hillary Clinton se producen un día después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, indicara que las medidas europeas contra la crisis no han sido todo lo rápidas que deberían, lo que "está asustando al mundo".