Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hezbolá exalta el "fracaso" de la ofensiva de Israel

La gente se ha lanzado a la calle en la Franja de Gaza para celebrar el alto el fuegoGTres

El secretario general del partido-milicia chií libanés Hezbolá, Hassan Nasralá, ha exaltado este viernes el "fracaso" de la ofensiva 'Pilar de Defensa' emprendida por Israel en su intento de "destruir" al grupo islamista Hamás, que gobierna en la Franja de Gaza.

"El primer objetivo era destruir a la cúpula de la resistencia palestina y ha fracasado en ello. La segunda meta era destruir el sistema antimisiles de la resistencia y también ha fracasado. La tercera era reforzar el poder de disuasión de Israel y esta guerra más bien ha debilitado su poder", ha afirmado.
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, "no puso unas metas altas para esta guerra", ha señalado Nasralá, "para que así pudieran lograrlas y clamar la victoria". Nasralá añadió que el Ejército israelí no es capaz de "poner punto y final a la guerra con Gaza", según ha recogido el diario libanés 'Al Manar'. Y es que a su juicio, Israel teme invadir la Franja. La movilización de los reservistas, ha enfatizado Nasralá, fue solo una forma de guerra psicológica.
Tregua y saldo de los ataques
Hasta 158 palestinos, 103 de ellos civiles, fallecieron en los ocho días que ha durado la ofensiva israelí y más de un millar de palestinos resultaron heridos, según los datos proporcionados por Naciones Unidas.
En territorio israelí, cuatro civiles y dos militares hebreos murieron a causa del impacto de proyectiles procedentes de la Franja de Gaza, y un centenar de personas fueron atendidas en el país por los servicios de emergencia.
La operación 'Pilar de Defensa' concluyó el pasado miércoles con un alto el fuego firmado por Israel y Hamás que, entre otras cosas, establece la reapertura de los puestos fronterizos de la Franja de Gaza y el cese de los ataques por parte del Ejército israelí. Al mismo tiempo, las milicias palestinas prometieron poner fin al lanzamiento de cohetes contra el territorio israelí, así como cualquier ataque en la frontera.