Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El líder de Hezbolá dice que una guerra israelí atraería a combatientes de todo Oriente Próximo

El líder del partido-milicia chií libanés Hezbolá, Hasán Nasralá, ha dicho este viernes que una futura guerra librada por Israel contra Siria o Líbano podría atraer a miles de combatientes de países como Irán, Irak y Yemen.
"El enemigo israelí debe saber que si comienza una guerra contra Siria o Líbano no se puede asegurar que la lucha seguirá siendo libanesa-israelí o sirio-israelí", ha declarado en un discurso pronunciado con motivo del día de Al Quds, el nombre árabe de Jerusalén.
"Esto podría abrir el camino a que miles e incluso cientos de miles de combatientes de todo el mundo árabe e islámico participen", ha dicho en un discurso televisado.
El líder de Hezbolá ha acusado a Israel de querer comenzar una guerra contra Gaza y Líbano, y le ha advertido de que no "obtendrá la victoria". "Los movimientos de resistencia en Líbano y Palestina se enfrentan a amenazas de guerra y asesinatos, así como a intentos de difamación y acusaciones de terror", según declaraciones recogidas por el portal de noticias Naharnet.
Ha criticado a Estados Unidos y a Arabia Saudí por lo que ha llamado el "bloqueo" a Irán, y les ha señalado como principales responsables de la guerra en Siria. Además, ha acusado a Israel de participar "secretamente en el bombardeo de Yemen" y de apoyar a grupos terroristas.
El día de Al Quds es el último viernes de Ramadán y en países como Irán, Bahrein, e incluso algunas zonas chiíes de Arabia Saudí se han llevado a cabo manifestaciones en contra de la ocupación israelí en Palestina, según el portal de noticias Al Masdar.