Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Heridos dos miembros de las fuerzas de seguridad saudíes por la explosión de una bomba en Awamiya

Al menos dos miembros de las fuerzas de seguridad de Arabia Saudí han resultado heridos este lunes a causa de la explosión de una bomba al paso de una patrulla por la localidad de Awamiya, ubicada en la región de Qatif (este).
Según las informaciones recogidas por la agencia estatal saudí de noticias, SPA, una bomba de fabricación casera ha estallado cerca de la Ciudad Vieja de Awamiya. Las autoridades han abierto una investigación sobre el suceso.
En su nota, la agencia ha informado además de la muerte de un soldado en un ataque con lanzagranadas perpetrado el 16 de mayo en esta misma zona, en un ataque que dejó además a cinco militares heridos.
Las autoridades han llevado a cabo numerosas operaciones en la Ciudad Vieja de Awamiya, escenario de un plan de remodelación de la ciudad contra el que se han registrado numerosas protestas.
Las autoridades saudíes alegan que las estrechas calles del casco antiguo --conocido como Al Musawara--, que cuenta con más de 200 años, se han convertido en el escondite de decenas de milicianos chiíes, a los que acusan de estar detrás de numerosos ataques contra las fuerzas de seguridad.
Awamiya lleva años siendo el foco de las tensiones entre el Gobierno saudí, de mayoría suní, y la comunidad chií, que denuncia ser víctima de una persecución por parte de las autoridades. La situación ha empeorado notablemente desde que Nimr al Nimr, un influyente clérigo chií, acusado de incitar a la violencia, fuera ejecutado hace un año.
Los medios de comunicación saudíes han publicado informes sobre los planes del Gobierno de derribar Al Musawara, construido durante el Imperio Otomano, hace más de 200 años.
La semana pasada, un grupo de expertos culturales de Naciones Unidas criticó a Riad por destrozar el casco histórico de la ciudad, acusando al Gobierno saudí de haber borrado el patrimonio cultural de la región y de violar los Derechos Humanos.