Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

27 muertos tras una explosión en una discoteca de Bucarest

Al menos 27 personas han muerto y 184 han resultado heridas por la explosión y el posterior incendio que se han producido a última hora del viernes en un club nocturno de Bucarest, convirtiéndose en uno de los peores accidentes que tienen lugar en la capital rumana en décadas.

Los heridos han sido trasladados a diferentes centros hospitalarios y 145 de ellos aún permanecen hospitalizados, según ha informado la agencia rumana de noticias Ager Pres. Entre ellos habría al menos dos ciudadanos españoles.
El reportero Paul Angelescu, de la cadena Pro TV, ha informado de que varios testigos aseguraron haber visto artículos pirotécnicos en el interior del club 'Colectiv', en la capital, local que cuenta con una única zona de salida y entrada, según recoge la CNN. El club ya había anunciado previamente en su página de Facebook que contaría con un espectáculo de efectos pirotécnicos. Aun así, todavía se investigan las causas. 
El viceministro de Interior, Raed Arafat, ha advertido de que el balance de víctimas mortales podría aumentar ya que en el club 'Colectiv' se encontraban unas 400 personas que habían acudido a un concierto de presentación de nuevo disco del grupo de metal 'Goodbye to Gravity'.
Las imágenes emitidas en televisión mostraban a los agentes de la Policía y a los paramédicos intentando atender a jóvenes tirados en el suelo, mientras las sirenas anunciaban la llegaba de más ambulancias a la escena del incidente.
"Ha habido una estampida de personas que intentaban huir del club", ha asegurado un hombre que logró escapar. Por su parte, el vice primer ministro rumano, Gabriel Oprea, ha anunciado la apertura de una investigación para averiguar las causas del incidente.
El presidente rumano, Klaus Iohannis, ha expresado su conmoción y tristeza por "el trágico suceso" que ha tenido lugar en la sala de la capital rumana. A través de un comentario en su cuenta oficial de Facebook, Iohannis ha expresado su solidaridad con las familias de los afectados, a quienes ha pedido que confíen "en las instituciones responsables que se esfuerzan por minimizar los efectos" del incidente.
"Es un momento muy triste para todos nosotros, para nuestra nación y para mí, personalmente", ha afirmado Iohannis.
Una joven que asistía al concierto y que recibió el alta poco después de sufrir heridas leves ha descrito el incendio, indicando la velocidad a la que se extendió.
"En cinco segundos, todo el techo estaba en llamas. En los tres siguientes, corrimos hacia una única puerta", ha asegurado al canal de televisión rumano Antena 3.
Arafat ha indicado que "la situación se está estabilizando lentamente (...)", aunque ha confirmado que hay "muchas personas con quemaduras, intoxicadas con humo y gente aplastada", antes de añadir que muchas de las víctimas no iban identificadas.