Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Herida una menor palestina desarmada tras ser tiroteada por no parar en un puesto de control

Una menor palestina de trece años desarmada ha sido tiroteada y herida de levedad este miércoles por no pararse en un puesto de control cerca del asentamiento de Alfei Menashe, en el noroeste de Cisjordania.
El Ministerio de Defensa de Israel ha detallado que la joven portaba una bolsa y fue advertida de que se detuviera. Tras realizar un disparo al aire, un agente abrió fuego contra ella después de que se llevara la mano a la camisa.
Las fuerzas de seguridad cachearon a la menor, que recibió un disparo en la pierna, sin encontrar explosivos o armas, según ha informado el diario local 'Haaretz'.
El ministerio ha asegurado que la menor afirmó "haber ido a morir" durante el primer interrogatorio. En estos momentos se encuentra hospitalizada en el Hospital Meir, en la ciudad israelí de Kfar Saba.
El suceso ha tenido lugar un día después de que un militar de las Fuerzas de Defensa israelíes matara a tiros a un palestino que intentó en la entrada de la localidad cisjordana de Bani Naim, cerca de Hebrón.
Apenas un día antes, dos palestinos murieron tiroteados en un intento de apuñalamiento cerca de la Tumba de los Patriarcas, un lugar sagrado para judíos y musulmanes situado en los alrededores de Hebrón.
Desde el viernes, seis palestinos han muerto tiroteados tras diversos ataques en la región. Según fuentes oficiales, 217 palestinos han muerto en incidentes violentos desde octubre de 2015 en Cisjordania, Jerusalén Este y la Franja de Gaza. De ellos, 145 han sido identificados por las autoridades como asaltantes.
En los ataques llevados a cabo por palestinos, que han acusado a Israel de hacer un uso excesivo de la violencia, han muerto 33 israelíes y dos estadounidenses.
Los líderes palestinos han señalado que los atacantes actuaron en momentos de desesperación en relación con la ocupación de los territorios palestinos.