Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unas 50.000 personas serán evacuadas en Hanover para desactivar 13 bombas de la Segunda Guerra Mundial

Cerca de 50.000 personas tendrán que ser evacuadas este domingo en la ciudad alemana de Hanover para llevar a cabo el proceso de desactivación de 13 bombas de la Segunda Guerra Mundial en lo que será la segunda mayor movilización de fuerzas de seguridad desde la propia guerra.
Los artefactos fueron descubiertos durante la exploración de un edificio en el distrito de Vahrenwald. Debido a la magnitud de la evacuación, ya se han comenzado a disponer cientos de hospitales de campo y decenas de miles de porciones de alimentos para el tiempo que dure la operación, según ha recogido el diario 'Augsburger Allgemeine'.
Hanover fue, durante la Segunda Guerra Mundial, blanco habitual de los bombarderos aliados. Sólo en la noche del 9 de octubre de 1943 se lanzaron sobre la ciudad un total de 261.000 artefactos. Más de 1.200 personas murieron y cerca de 250.000 perdieron sus viviendas.
Esta será la segunda mayor operación que tiene lugar desde el conflicto. La más grande llevada a cabo hasta el momento tuvo lugar el pasado mes de diciembre, cuando un total de 54.000 personas fueron evacuadas de la localidad alemana de Augsburgo para proceder a la desactivación de una bomba de casi dos toneladas.
La bomba, de fabricación británica, fue hallada durante unas obras, si bien las autoridades planificaron su desactivación para la jornada de este domingo.
El alcalde de Augsburgo, Kurt Gribi, pidió a los residentes que "abandonaran la zona, a ser posible por su propio pie", a través de un vídeo publicado en la cuenta de la Alcaldía en la red social Twitter.
La bomba fue desactivada tras cinco horas de trabajos por parte de los artificieros, tras lo que los evacuados pudieron comenzar a regresar a sus viviendas.