Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hammond dice que Reino Unido es un "miembro comprometido" de la UE y respetará las normas comerciales

El ministro de Finanzas británico, Philip Hammond ha afirmado este viernes que Reino Unido "sigue siendo un socio totalmente comprometido" de la Unión Europea y por lo tanto cumplirá las normas europeas en materia de comercio internacional, que otorgan la competencia para negociar estos tratados a la Comisión Europea.
"Por supuesto que queremos fortalecer nuestros lazos comerciales con los muchos socios que tenemos en el mundo, pero somos conscientes muy conscientes de nuestras obligaciones bajo los Tratados y las seguiremos precisamente", ha asegurado en declaraciones a los medios a su llegada a la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la UE (Ecofin).
Preguntado por si puede garantizar a sus homólogos que Londres no iniciará las conversaciones con la Administración Trump para negociar un futuro tratado comercial hasta que abandone el club europeo, Hammond ha señalado que Reino Unido es un "miembro totalmente comprometido" que "acatará las normas, las regulaciones y las leyes" de la UE.
Precisamente, la primera ministra británica, Theresa May, mantendrá esta tarde en la Casa Blanca su primera reunión con el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump. La propia May manifestó este jueves que tanto Londres como Washington podrían llegar a un acuerdo de libre comercio una vez se haga efectiva la salida del Reino Unido de la UE.
A su vez, el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis De Guindos, preguntado por si le inquieta que Reino Unido pueda convertirse en un paraíso fiscal, ha pedido "no adelantar acontecimientos" y ha recordado que Londres ha firmado "todos los convenios sobre fiscalidad, intercambio de información y no erosión de bases fiscales".
"No creo que se quiera convertir en el Singapur de Europa", ha zanjado el titular de Economía español.