Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Karzai expresa su "profunda tristeza" por el bombardeo de un hospital de MSF

Hospital de MSF en KunduzEFE

El expresidente de Afganistán, Hamid Karzai, ha expresado su "profunda tristeza" por el bombardeo estadounidense contra un hospital de la organización no gubernamental Médicos Sin Fronteras (MSF) en la localidad de Kunduz, que se saldó con la muerte de 22 personas, entre ellas 12 trabajadores.

El exmandatario ha enviado una carta a la ONG para agradecer sus trabajos durante los últimos años y para pedir a la organización que continúe con sus operaciones, según ha informado el diario local 'The Afghanistan Times'.
MSF se ha visto obligado a retirarse de Kunduz tras el bombardeo ante la imposibilidad de seguir prestando servicio a la población y ante la falta de "garantías" de que no volverán a ser atacados si deciden regresar.
El director general de MSF España, Joan Tubau, ha confirmado que el hospital de la organización "actualmente no está operativo" y "todo el personal internacional de MSF que estaba en Kunduz ha sido evacuado".
Tras el bombardeo, todos los pacientes críticos fueron trasladados a otras instalaciones médicas, mientras que parte del personal que no resultó herido ayudó en otros centros y posteriormente se han regresado con sus familias.
Por su parte, el comandante de las tropas estadounidenses en Afganistán, general John Campbell, ha argumentado que las fuerzas afganas pidieron apoyo aéreo a Estados Unidos mientras estaban enfrentándose a milicianos talibán en Kunduz, poco antes de que el hospital fuera bombardeado.
Los comentarios de Campbell difieren de las informaciones iniciales que indicaban que las fuerzas estadounidenses se vieron amenazadas y que el bombardeo aéreo fue ordenado en su nombre.
En respuesta, MSF ha criticado a las autoridades estadounidenses por cambiar de versión y ha recordado que fueron bombas de Estados Unidos las que impactaron en el mismo.
"Con discrepancias como éstas constantes entre Estados Unidos y Afganistán sobre lo sucedido, resulta cada vez más crítica la necesidad de una investigación independiente, transparente y completa", ha remachado Tubau.