Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Shalit ha vuelto a casa"

Primera entrevista de Gilad Shalit tras su puesta en libertadcuatro.com

Israel anuncia que el soldado, secuestrado desde hace cinco años, ya ha llegado al país

El Ejército israelí ha anunciado que el soldado Gilad Shalit, que ha pasado más de cinco años secuestrado en la Franja de Gaza, ya ha llegado a Israel. El propio Shalit ha declarado en la primera entrevista que concede tras su puesta en libertad que sería "muy feliz" si miles de presos palestinos que siguen encarcelados en Israel fuesen liberados y pudiesen volver a sus casas. Hamás ha entregado al soldado, capturado en junio de 2006 por miembros de las Brigadas Al Qassam (brazo armado de Hamás) y de los Comités de Resistencia Popular, después de que esta madrugada comenzara el canje de presos palestinos. Este martes han sido liberados 477 reos del total de 1.027 que esperan ser libres en los próximos meses.
El Ejército de Israel ha anunciado en un comunicado que el soldado Gilad Shalit ya se encuentra en suelo israelí. Según se ha informado, Shalit ha sido trasladado a una base militar, donde ha hablado por teléfono con su familia y ha sido sometido a un primer examen médico.
En sus primeras declaraciones como ciudadano libre, Shalit ha afirmado que sería "muy feliz" si miles de presos palestinos que siguen encarcelados en Israel fuesen liberados y pudiesen volver a sus casas.
El soldado hebreo ha declarado, en una entrevista con la televisión pública egipcia Nile TV, que espera que el acuerdo entre Hamás e Israel "ayude a que israelíes y palestinos alcancen un acuerdo de paz". "Espero que se consoliden la cooperación y los vínculos entre ambas partes", ha añadido el militar, que considera que "los egipcios han hecho bien al tener buenas relaciones con Hamás y con Israel".
Shalit, de 25 años, ha afirmado que Hamás le trató "bien" durante su cautiverio. "Obviamente, he echado mucho de menos a mi familia y a mis amigos", ha añadido el joven, que recibió la noticia de que iba a ser liberado hace una semana.
Horas Antes, Shalit había identificado en el paso de Rafá, en la frontera entre Egipto y la Franja de Gaza, momento que fue retransmitido por la televisión egipcia. Las imágenes mostraban a un Shalir con buen aspecto.
Mientras, la Cruz Roja ha recibido a los 477 presos palestinos que han salido este martes de cárceles israelíes y se dispone a llevarlos a Egipto en varios autobuses, según han informado a la BBC militares israelíes que se encuentran en el paso de Kerem Shalom, en la frontera entre Israel y la Franja de Gaza.
El intercambio, en peligro
Un miembro del Ejército hebreo ha contado al periódico israelí 'Haaretz' que el intercambio se ha puesto un peligro durante un breve de tiempo este martes porque dos palestinas excarceladas se resistían a ser trasladada a Gaza.
Una de ellas es Amna Muna, que fue condenada a cadena perpetua en 2003. Al parecer, teme las represalias de algunos habitantes de Gaza porque, estando en prisión en Israel, maltrató a otros reclusos palestinos.
Los 550 presos restantes incluidos en el acuerdo que alcanzó Israel con Hamás para conseguir la liberación del soldado israelí Gilad Shalit saldrán en libertad en los próximos dos meses.
El fin del bloqueo a la Franja, parte del acuerdo
Mahmud Zahar, uno de los líderes del movimiento Hamás en la Franja de Gaza y miembro de la delegación de Hamás en las negociaciones con Israel y Egipto para la liberación de Shalit, ha indicado que el fin del bloqueo a la Franja de Gaza es parte del acuerdo.
Zahar ha dicho, en declaraciones al diario israelí 'Haaretz', que Israel pactó esto hace mucho tiempo, en conversaciones con el mediador alemán, y que sigue siendo parte del acuerdo. Asimismo, ha señalado que hay otros puntos en el mismo, como que las familias gazacíes podrán visitar a sus familiares detenidos en cárceles israelíes, algo que fue prohibido tras la captura de Shalit.