Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hamás anuncia la creación de una 'zona tapón' en la frontera entre la Franja de Gaza y Egipto

El Gobierno de la Franja de Gaza, controlada por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), ha anunciado este miércoles la creación de una 'zona tapón' en la frontera con Egipto para "aumentar el control y mejorar la seguridad" en la zona.
En su comunicado, el Ministerio del Interior gazací ha detallado que la primera fase de las medidas incluye el asfaltado de la carretera de doce kilómetros que transcurre en la frontera, así como la instalación de cámaras y torres de vigilancia.
El viceministro del Interior, Taufik Abu Naim, ha confirmado que las medidas --entre las que figuran la demolición de viviendas y estructuras-- son resultado de la visita a Egipto de una delegación de Hamás.
Así, ha detallado que la 'zona tapón' será "una zona militar cerrada" para evitar el tráfico de droga y la infiltración de "personas buscadas", en aparente referencia a fugitivos buscados por Egipto.
"La seguridad nacional egipcia es la seguridad nacional palestina. No se permitirá ninguna amenaza a las condiciones de estabilidad y seguridad en nuestra frontera sur", ha remachado, según ha informado la agencia palestina de noticias Maan.
Hamás aseguró a mediados de junio haber alcanzado un acuerdo con Egipto para reforzar la seguridad en la frontera en la Franja de Gaza, tras una visita de la delegación del grupo islamista a El Cairo.
La delegación de Hamás volvió al enclave tras nueve días de conversaciones, en las que Egipto habría ofrecido ayuda a Gaza con su crisis eléctrica a cambio de garantías de seguridad.
Tras ello, el alto cargo de Hamás Mahmud Zahar confirmó que "se ha acordado, y esto va en beneficio de todos, separar la frontera para evitar el contrabando de drogas y armas".
Las relaciones entre Egipto y Hamás se deterioraron después del derrocamiento en julio de 2013 del entonces presidente electo del país árabe, Mohamed Mursi, miembro de la organización islamista Hermanos Musulmanes.
En mayo, Hamás publicó un nuevo documento político en el que se desligaba de Hermanos Musulmanes --del que surgió--, al que Egipto considera como una organización terrorista.