Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hagel llega a Afganistán en una visita sorpresa a las tropas estadounidenses

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, ha llegado a Kabul en una visita sorpresa a las tropas norteamericanas en Afganistán, de cara a la retirada definitiva de las fuerzas internacionales, prevista para finales de 2014.

"Confío en que las fuerzas de seguridad afganas tienen la capacidad para defender Kabul", ha dicho nada más aterrizar. Durante el vuelo, Hagel se ha mostrado optimista sobre las perspectivas de seguridad para el país centroasiático.
Así, aunque ha advertido de que "los talibán seguirán intentando resurgir y, previsiblemente, harán todo lo posible para entorpecer" el nuevo Gobierno, se ha mostrado seguro de que "las fuerzas afganas tendrán éxito al afrontar estos desafíos".
Además, ha destacado el largo camino que han recorrido los afganos desde que las tropas estadounidenses llegaron al país, tras el atentado del 11 de septiembre de 2001. "Ahora están mucho mejor que hace 13 años, tienen la oportunidad de decidir su propio futuro", ha valorado.
Se espera que Hagel se reúna con altos cargos afganos, entre ellos el presidente, Ashraf Ghani, y el primer ministro, Abdulá Abdulá, así como con los comandantes estadounidenses, para hablar de seguridad, según ha informado 'The New York Times'.
Estados Unidos y Afganistán han llegado a un acuerdo bilateral que permitirá dejar un contingente de 9.800 efectivos estadounidenses en suelo afgano, una vez que las tropas internacionales abandonen el país, con el objetivo de seguir entrenando a las fuerzas locales.
Esta será probablemente la última visita que Hagel haga a Afganistán como secretario de Defensa de Estados Unidos, ya que el pasado 24 de noviembre presentó su dimisión al presidente, Barack Obama, que ya ha nominado a Ashton Carter para el cargo.