Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las fuerzas leales a Haftar arrebatan a milicianos yihadistas un barrio de Benghazi

Las fuerzas leales al mariscal de campo Jalifa Haftar han arrebatado este lunes a milicianos yihadistas el barrio de Abu Sneib, ubicado en el suroeste de la localidad de Benghazi (este).
Un portavoz de las fuerzas del Gobierno de Tobruk ha afirmado que en las operaciones en el barrio han sido recuperadas una gran cantidad de armas, agregando que también han sido liberadas seis personas de manos de las milicias.
Asimismo, ha indicado que un avión se estrelló el domingo en el marco de las operaciones, asegurando que el piloto sobrevivió, según a informado la cadena libia Channel 218, con sede en Jordania.
Benghazi ha sido uno de los puntos clave en las confrontaciones en el país desde que el mariscal de campo Jalifa Haftar lanzara en mayo de 2014 la 'Operación Dignidad' contra las milicias islamistas.
Si bien en ese momento era Ansar al Sharia --ligada a la organización terrorista Al Qaeda-- la que tenía mayor peso en la ciudad, en la actualidad es Estado Islámico el que cuenta con más milicianos.
La ofensiva de Haftar ha sido renovada durante los años, y en febrero de 2016 arrancó bajo el nombre 'Operación Sangre de los Mártires', logrando arrinconar a los yihadistas en varios barrios de la ciudad.
La ciudad ha sido uno de los focos de los combates desde el derrocamiento y ejecución a manos de los rebeldes de Muamar Gadafi en octubre de 2011, que derivó en la división del país en dos gobiernos enfrentados y respaldados por diferentes milicias.
El gobierno de unidad surgido tras un acuerdo mediado por Naciones Unidas se instaló recientemente a la capital para intentar unificar el país políticamente, aunque por el momento la situación sigue altamente fragmentada.